Un banco británico controlado por Qatar facilita servicios financieros a organizaciones islamistas radicales – Alerta Digital