Arturo Fernández, el actor que nunca se plegó a la izquierda – Alerta Digital