El ‘efecto Roseto’ y los identitarios – Alerta Digital