La izquierda y los separatistas se afianzan en las grandes capitales – Alerta Digital