La película clásica de Disney que no podremos ver en su plataforma por racista – Alerta Digital