Una niña leonesa de tres años de edad no acude a clase en Vitoria al ser obligada a educarse en euskera, una lengua inútil y marginal – Alerta Digital