¿Por qué se habla más de propuestas torrentianas que de la deuda soberana que dibuja para España un horizonte económico apocalíptico? – Alerta Digital