Salvo Sabino Arana, los españoles no somos racistas (y II) – Alerta Digital