Más de 4.000 cristianos perdieron la vida en 2018 por profesar su fe – Alerta Digital