España, la casa batida por el viento (1) – Alerta Digital