La conspiración de los «cornutos» (1): SuperBafomet a la española – Alerta Digital