El consumo, bajo mínimos: El bolsillo de los ciudadanos anticipa la desaceleración – Alerta Digital