El turista agredido por los manteros catalanes se va con mala imagen de Barcelona: «El golpe que me dieron fue para matarme» – Alerta Digital