03/07/2018
REDACCION | 140558 lecturas

Los Sanjurjo ganan a Bildu: la familia puede volver a enterrar al militar en la misma cripta

La cripta del Monumento a los Caídos donde se encontraba enterrado José Sanjurjo.

La cripta del Monumento a los Caídos donde se encontraba enterrado José Sanjurjo.

La madrugada del 16 de noviembre de 2016, el Ayuntamiento de Pamplona, gobernado por Bildu, Geroa Bai, Aranzadi e Izquierda-Ezkerra, procedió a exhumar los restos del general José Sanjurjo de la cripta del Monumento a los Caídos de la ciudad. Aunque la familia del militar se opuso desde el primer momento a la medida, el consistorio siguió adelante con su decisión, comenzando así una batalla judicial que ha llegado a su fin 19 meses después: una sentencia emitida este lunes por el Juzgado Contencioso Administrativo Número 2 de Pamplona, documento al que ha tenido acceso El Confidencial, otorga a la familia Sanjurjo el derecho a que “sean restituidos los restos de sus familiares a la cripta de donde fueron exhumados”. En otras palabras: la exhumación del general puede revertirse y la familia tiene ahora en sus manos la opción de volver a enterrarlo en el Monumento a los Caídos de Pamplona.

Para ello, el tribunal defiende, entre otros aspectos, que “la condición de las personas que allí se encontraban enterradas no puede tomarse como mención o símbolo [franquista]”, por lo que no cabe que el Ayuntamiento de Pamplona se escude en las leyes relativas a la memoria histórica para su exhumación. El juez apunta en este sentido que dichas normas “no serán de aplicación cuando las menciones sean de estricto recuerdo privado, sin exaltación de los enfrentados, o cuando concurran razones artísticas, arquitectónicas o artístico-religiosas protegidas por la ley”.
La sentencia del tribunal llega en un momento en que se discute la posible exhumación de Franco del Valle de los Caídos. El Gobierno ya ha anunciado que busca una fórmula jurídica para proceder a la misma antes del próximo agosto, un “asunto clave para el PSOE y para el Gobierno, que va a tratar de cumplir la Ley de Memoria Histórica y que estudia cada paso que debe darse para convertir el Valle de los Caídos en un lugar de reconciliación”.

A falta de conocer las reacciones políticas tras el fallo del tribunal, El Confidencial ha tenido constancia de que el abogado de la familia Sanjurjo, Enrique Garza, ha comido este mismo lunes con miembros de la Fundación Nacional Francisco Franco, por lo que todo apunta a que la sentencia será usada como argumento por aquellos que se oponen a la exhumación del dictador. En este sentido, cabe señalar que el fallo no es firme y se puede recurrir “ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo en el plazo de 15 días a contar desde su notificación”.

De la exhumación al entierro

Los restos del general José Sanjurjo fueron trasladados a la cripta del Monumento a los Caídos en 1961, donde reposaron hasta noviembre de 2016 junto a los de otras siete personas, entre ellos el general Emilio Mola. En el caso de este último, su cuerpo fue desenterrado el 24 de octubre de ese mismo año con el consentimiento de sus familiares, según informó entonces el propio consistorio. Por otro lado, las familias Sanjurjo, Arregui Olalquiaga y Aznar-Zozaya —todas ellas con familiares enterrados en la cripta— intentaron frenar la exhumación desde un primer momento, objetivo que no consiguieron.

PSOE y Bildu pedirán explicaciones a Cospedal por la inhumación de Sanjurjo

Los cuerpos fueron finalmente retirados del Monumento a los Caídos en noviembre de 2016, tras lo que la familia de Sanjurjo enterró al general en el Pabellón de Héroes Regulares del cementerio de Melilla, una ceremonia que se celebró en secreto y con representación de altos mandos militares y políticos. Según explicaron entonces fuentes presenciales a El Confidencial, la ceremonia se llevó a cabo respetando su rango (teniente general) y fue presidida por las autoridades militares y civiles de la ciudad autónoma, incluido el presidente y senador por dicha circunscripción, Juan José Imbroda, así como el comandante general, Fernando Gutiérrez Díaz de Otazu.

Los ocho cuerpos exhumados

En la cripta del Monumento a los Caídos se ubicaban ocho cuerpos que fueron exhumados en 2016:
General Emilio Mola. Nacido en Cuba en 1887, murió en accidente de avión en Alcocero (Burgos) el 23 de junio de 1937. En 1961, sus restos fueron trasladados a la cripta del Monumento a los Caídos.

General José Sanjurjo. Nacido en Pamplona en 1872, estaba llamado a ser el comandante en jefe del bando sublevado, pero falleció el 20 de julio de 1936 en Estoril en accidente de avión. Fue trasladado al Monumento a los Caídos en 1961.

Joaquín Sota Garayoa. El muerto navarro más joven del bando nacional. Oriundo de Tafalla, salió voluntario al frente el 19 de julio de 1936, a los 13 años de edad, y murió en el frente de Balaguer el 21 de julio de 1938, a los 15 años. Sus restos reposaban en el cementerio de Tafalla y fueron trasladados al Monumento a los Caídos en 1961.

Severiano Arregui Olalquiaga. El muerto navarro de más edad del bando nacional. Oriundo de Puente la Reina. El 19 de julio de 1936 se presentó en Pamplona como voluntario, no siendo admitido por su edad (62 años). En vista de ello, se enroló como voluntario en el tercio Virgen de los Reyes, en Sevilla. Murió en Lopera el 28 de diciembre de 1936, siendo cabo. Fue enterrado en el Panteón de los Héroes de la Guerra del cementerio de San Fernando, en Sevilla. Sus restos se llevaron al Monumento a los Caídos en 1964.

Pedro Martínez Chasco. Capellán voluntario de 28 años de edad, natural de Oteiza de Solana y párroco de Olejua. Fue agregado al Batallón de Cazadores de Melilla, número 3, y murió el 24 de febrero de 1938, en el frente de Ceila (Teruel). Enterrado en el cementerio de Oteiza de la Solana, fue trasladado al Monumento a los Caídos en 1961.

Jaime Munárriz Escondrillas. Estudiante de arquitectura, de 21 años, que fue herido el día del alzamiento en Cascante y trasladado a Pamplona, donde falleció el 21 de julio de 1936, en el Hospital de Navarra. Sus restos reposaban en su ciudad natal hasta su trasladado al Monumento a los Caídos en 1961.

Joaquín y Dimas Aznar Zozaya. Hermanos y labradores nacidos en Javier, muertos a los 22 y 21 años de edad respectivamente. El primero murió en el frente de Levante el 2 de julio de 1938 siendo alférez, y el segundo el 14 de mayo del mismo año en el frente de Alfambra siendo sargento. Enterrados en el cementerio de Javier, fueron trasladados al Monumento a los Caídos en 1961.

(El Confidencial)

 

2
Comentarios

avatar
  Notificaciones  
el más nuevo el más antiguo el más votado
Notifícame de
Hispanicus
Hispanicus

Gloria y honor a nuestros héroes.
Caídos por España ¡Presentes!

vfabgar
vfabgar

Cuanto me alegro!!! y como no podía ser de otra forma, “la pesoe” y Bildu cogidos de la mano; la rosa y la serpiente.

Buenas tardes.

Danos tu opinión

¿Por qué cree que la gente no asiste a obras de teatro y otros espectáculos?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Comentarios recientes