Mi equipo no es «la roja», sino la selección española de fútbol: por un despertar de «la furia española» – Alerta Digital