Una victoria nada balsámica: Un entrenador sin respuestas tácticas, un portero desquiciado, un equipo demasiado previsible… – Alerta Digital