15/06/2018
REDACCION | 111182 lecturas

El nuevo ministro de Cultura, salpicado por el escándalo del IVAM

Este viernes, en el juzgado de instrucción nº 21 de Valencia ha prestado declaración José Luis Rueda Jiménez, hijo y heredero universal del artista Gerardo Rueda. La jueza Nuria Soler, que instruye el caso del IVAM, le imputó hace unos meses los presuntos delitos de prevaricación, falsedad documental y malversación. Durante su declaración, su abogado el penalista Javier Vasallo, ha preguntado sobre el papel directo de José Guirao, recién nombrado Ministro de Cultura y Deporte y ex Director del Museo Reina Sofía, en relación a estas obras. Guirao, tal y como ha explicado el declarante a preguntas de su letrado y defensa, adquirió siendo director del Reina Sofía obras de Gerardo Rueda por un importe de un millón de euros y recibió una generosa donación por parte del heredero.

En un catálogo editado con motivo del décimo aniversario de la muerte del artista, Guirao aseguraba textualmente en referencia a la adquisición que la magistrada pone en duda: «El IVAM ha dado un acertado paso a la hora de valorar la escultura dentro de su producción, adquiriendo algunas de sus piezas más importantes en los últimos tiempos que se ha venido a añadir a otras dos esculturas que formaban parte de su colección desde hace varios años». Ensalzando aún más la generosidad del heredero y la donación que había tenido para con el museo de arte moderno de Valencia: «la generosa donación por parte del hijo, hace que el IVAM tenga la colección pública más importante de esculturas del artista con un total de 49 obras», añadía. Si bien, la abogacía de la Generalitat y la Fiscalía consideran que estas obras de arte no son originales y fueron adquiridas en dos contratos sobrevalorados, uno fechado en 2004 y otro en 2006 por un importe total de 3,4 millones de euros.

El Ministerio responde

CEl acuerdo entre Rueda y Guillermo Ponce. El segundo se compromete a contruir cuatro Mesas a cambio de entregar una gratis al Reina Sofía

CEl acuerdo entre Rueda y Guillermo Ponce. El segundo se compromete a contruir cuatro Mesas a cambio de entregar una gratis al Reina Sofía

Nada más conocerse la noticia, que ha causado un gran revuelo, el Ministerio de Cultura ha querido dar su parecer respecto a la información. Según afirman fuentes de esta institución, las compras de obras de arte del Museo Reina Sofía las decide su Patronato, no se trata de una decisión individual de su director, sino que son los conservadores quienes hacen una propuesta de compra con su precio. Después es el Patronato el que decide, pero nunca el director.

Finalmente, la Junta de Calificación de obras de arte ratifica la compra después de la aprobación.

Volviendo al juicio, la defensa de José Luis Rueda ha alegado que para tasar las obras adquiridas, el IVAM tomó como referencia la última venta realizada a un museo por obra similar. Precisamente ese fue el Reina Sofía, siendo director José Guirao. Él mismo presume de ello en el texto referenciado del catálogo ‘Gerardo Rueda. La escultura monumental en la colección del IVAM’ (2006): «También el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía realizó hace casi una década una importante adquisición de obra de Gerardo Rueda entre las que incluían dos esculturas, Gran Relieve (1995-96) y Mesa (1986) de enorme significación». Explica que la adquisición se hizo posterior a su muerte y que las conversaciones se llevaron a cabo con el hijo y heredero José Luis Rueda, hoy imputado.

La obra Gran Relieve (1995-96) fue adquirida también por el IVAM por un importe de 360.000 euros en 2004, cuando el Reina Sofía dirigido por Guirao la tasó y adquirió en febrero de 2003 en 360.607, 26 euros. Sobre la autenticidad de esta obra el heredero ha explicado y documentado, al igual que hizo en el momento de firmar el contrato, que su padre dejó cinco obras preparadas en la Fundición Capa con quien trabajaba y que sólo estaba pendiente de montaje, un proceso que se llevaba a cabo de la misma forma cuando el artista vivía. Y también alega que pidió al IVAM que se catalogara como PA (Prueba de autor) y así consta en los documentos presentados. Lo mismo ocurrió con la «Mesa» (1986) que exhibe el Reina Sofía y que fue una donación por parte del heredero al museo cuyo precio de tasación fue de 72.121, 45 euros.

Otra de las cuestiones que se juzga es el aprovechamiento del museo por parte del heredero para organizar exposiciones con el propósito de valorar la colección de su padre. Algo que la defensa desmonta presentando cientos de catálogos de exposiciones anteriores por medio mundo. Guirao destaca en su texto la especial significación del artista, sobre todo en museos norteamericanos como el Meadows Museum de Dallas, el MoMa de San Francisco o el Sofia Imber de Caracas y en Europa en el Museo Kampa de Praga. «El tiempo y la eficaz y generosa administración del legado de Rueda por parte de su hijo José Luis están consiguiendo poner la obra de Gerardo en el lugar que siempre debió estar», aseguraba el recién nombrado Ministro de Cultura. Ahora tendrá que explicárselo a la jueza que instruye el caso, ya que la defensa del heredero del artista tiene la intención, debido a su implicación, de pedir que se le tome declaración a Guirao en relación a todas estas obras, hechos y su participación.

Hoy declaran como testigos Tomas Llorens, miembro del Consejo Rector del IVAM en la época de la compra, quien refrenda la teoría del ministro y va más allá asegurando que los museos de todo el mundo están llenos de obras póstumas. Enfatizando en que Julio González, el escultor al que dio nombre el IVAM, no hizo ninguna escultura en vida, sino que todas las que se exhiben tanto en el museo valenciano como en medio mundo se han fundido póstumamente. También la jueza escuchará la opinión del experto Francisco Calvo Serraller , uno de los críticos e historiadores de arte más importantes del Siglo XX, que fue amigo del artista y conocedor de la difusión póstuma de su obra. «Yo no he hecho nada ilegal. Esto es una película», asegura José Luis Rueda, quien está dispuesto a llegar a donde haga falta con tal de demostrar su inocencia.

(ABC)

 

Comentarios

avatar
  Notificaciones  
Notifícame de

Danos tu opinión

¿Por qué cree que la gente no asiste a obras de teatro y otros espectáculos?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Comentarios recientes