10/06/2018
REDACCION | 4008 lecturas

Cómo el vodka salvó a Europa

Vladímir de Kíef

Vladímir de Kíef

Pío Moa.- Según una leyenda que puede muy bien tener un fondo de realidad, el príncipe Vladímir de Kíef, entonces un estado poderoso, decidió abandonar el paganismo y adoptar una religión monoteísta. La judía fue enseguida rechazada pues “no entiendo que adoren a un Dios que los trata tan mal”. La islámica, lo mismo, porque prohibía la bebida, ey “el vodka es la alegría de Rusia”.

Después, entre la católica y la ortodoxa eligió la segunda, impresionado por la liturgia. Esto ocurría el año 987, cuando en la península Ibérica Almanzor devastaba lo estados españoles, el papado se hallaba en pleno “siglo de hierro”, los vikingos todavía lanzaban incursiones peligrosas y los magiares seguían representando un peligro, en la Edad de Supervivencia europea.

Imaginemos lo que habría supuesto que desde la actual Ucrania, convertida al islam, hubieran lanzado una yijad contra el centro del continente…

En cambio Rusia se convertiría en una barrera contra el islam. Si la leyenda refiere un episodio real, y probablemente es así, nos damos cuenta de cómo decisiones de la mayor consecuencia histórica nacen a veces de hechos de apariencia anecdótica.

 

Comentarios

1 comentario en "Cómo el vodka salvó a Europa"

Notifícame de
avatar

Ordenar por:   el más nuevo | el más antiguo | el más votado
Evolucionista
Evolucionista
22/06/2018 2:47

El alcohol nos salvó la vida a los europeos durante la era glacial. Genera calor corporal interno, mata infecciones internas y externas, aporta muchas calorías, quita el hambre (muy útil para aguantar hasta un mes sin comer), ayuda a crear fuego, desinfecta utensilios.. La genética de los europeos ha mutado para soportar el alcohol por motivos de supervivencia. No me extraña nada que esa historia sea cierta al elegir una religión que no prohibiera el alcohol pues el alcohol forma parte de los euroepos genética y culturalmente.

wpDiscuz

Comentarios recientes