Una extremidad de una de las víctimas del Yak 42 continúa en Turquía – Alerta Digital