La coherencia de Xavi Hernández: critica la democracia española y acepta ser embajador global de la satrapía qatarí – Alerta Digital