18/03/2018
REDACCION | 4861 lecturas

España necesita un presidente con huevos, no un títere del mal

(El País)

(El País)

AR.- Hay una corriente patriota, identitaria, empujada por mucho aire fresco, por un irrefrenable instinto de supervivencia, que terminará liberando las aguas fecales recluidas en las esclusas construidas por la ingeniería social.

Nada es permanente si es contrario a las principios que rigen el orden natural, que podrán ser alterados provisionalmente, a base de normas jurídicas positivas, pero que terminan siempre recuperando su lugar primigenio de forma inexorable.

Quema de bandera española en la Universidad Autónoma de Barcelona.

Quema de bandera española en la Universidad Autónoma de Barcelona.

Las democracias liberales europeas tendrán fecha de caducidad si continúan siendo el instrumento experimental de unos pocos para la destrucción de nuestras identidades étnicas y espirituales. Rajoy debería saberlo. Si un periódico como AD, con muy limitados recursos y con un puñado de valiosísimos colaboradores, ha enfadado tanto a los causantes de nuestra regresión social, cultural, económica, política y moral, cuán distinta a la de hoy sería la situación si la derecha pánfila española hubiese dedicado sus ingentes recursos económicos, mediáticos y humanos a la tarea de combatir el totalitarismo ideológico de la izquierda. Cuando sólo en los últimos días hemos asistido a episodios tan graves como el asesinato de un niño a manos de una inmigrante sin escrúpulos, la victimización de la asesina por parte de un sector de la sociedad; graves disturbios callejeros instigados por la izquierda y protagonizados por ilegales subsaharianos, con graves daños materiales y humanos; el sometimiento de algunas normas procesales a los intereses de los verdugos y no de sus víctimas, la utilización de los pensionistas como punta de lanza contra el Gobierno o la permanente actitud de insurrección de los dirigentes secesionistas catalanes, no caben medias tintas ni medias verdades. Hay ocasiones históricas en las que un estadista tiene que hacer frente a la exigencia del deber.

Repare el señor Rajoy en la ola de desbordante indignación que ha producido el asesinato de un niño español a manos de una dominicana. Compare esta reacción con la timorata y resignada respuesta del resto de los europeos al tropel de violaciones y acciones criminales que han sufrido. Si el asesinato de un niño español ha sido causa de tanta rabia colectiva, imaginemos entonces cuál habría sido nuestra respuesta ante sucesos como la ola de agresiones sexuales que sufrieron muchas mujeres alemanas en la Nochevieja de 2015. La fiereza de los españoles ante situaciones límite está ampliamente documentada en nuestra historia. Kissinger demostró ser un buen conocedor de nuestro ADN al advertir a la CIA de la peligrosidad de los españoles cuando mayoritariamente caminan unidos, compartiendo un ideal común. A raíz del luctuoso suceso de Almería y sin el apoyo de ninguna formación política, centenares de miles de compatriotas se han movilizado a favor de extremar las medidas penales contra criminales como Ana Julia.

Lamentablemente, España carece de una derecha comprometida con España y orgullosa de sí misma, que vertebre la indignación popular hasta hacer añicos el andamiaje ideológico sobre el que se edificó el régimen del 78, causa de muchos de nuestros actuales males.

Sé que es ociosa mi pretensión de cambio en las prioridades y objetivos de Rajoy. Si a este humilde servidor le tocase asumir la carga de la responsabilidad histórica que el presidente tiene con España, lo primero que haría es sacar al país de las organizaciones masónicas europeas que lastran nuestro desarrollo, y pedir la protección de Rusia. A partir de ahí, algunos objetivos innegociables: sometimiento de multinacionales y organismos internacionales a los intereses de los españoles, ilegalización de las organizaciones hegemónicas en punto a transformar las prioridades éticas de los españoles, priorización del empleo para los de casa, supresión de las autonomías, reducción de la población extranjera al límite aceptable del 5 por ciento (excluida la de origen europeo), reforzamiento de nuestros puntos fronterizos con criterios defensivos militares, cierre de los medios informativos que informan desde la óptica ideológica del marxismo cultural y restablecimiento del orden moral en los espacios públicos. Por suerte, no soy presidente del Gobierno ni lo seré nunca. Pero espero vivir lo suficiente para ver a mi patria reconducirse por los senderos de su destino universal y trascendente, que no es ni será nunca el que podemitas, socialistas y separatistas pretenden dibujar en nuestro horizonte.

Separatistas de ultraizquierda destrozando escaparates en Barcelona.

Separatistas de ultraizquierda destrozando escaparates en Barcelona.

Rajoy tiene la oportunidad de transformar su indigencia ideológica en un proyecto de amplia base patriótica. Le basta con no ignorar a la opinión pública y prescindir de la publicada a la hora de tomar las decisiones drásticas que la gravedad del momento presente le exige. Plantar batalla ideológica a la izquierda es una de ellas. Asistimos a la promoción de un estado de desorden y generación de violencia en las calles, promovido por la extrema izquierda. En los recientes disturbios de Madrid, tras la muerte por causas naturales de un mantero senegalés, los que han quemado contenedores, destrozado mobiliario urbano y puesto en riesgo la seguridad de los vecinos de Madrid, han sido agitadores organizados como comandos terroristas muy próximas a una determinada ideología. Apartar a la chusma de la sociedad productiva es condición sine qua non para que una sociedad progrese y avance. No hay enfermedad curable si no se ajusta a un diagnóstico certero. El drama para nosotros es que la derecha conservadora ha preferido ajustar su diagnóstico a las reconvenciones semánticas de la izquierda. Y así nos está yendo. Nosotros preferimos llamar a las cosas por su nombre. De ahí que definamos la situación actual, no como una lucha entre posiciones ideológicas antagónicas, sino como un combate desigual del bien contra el mal.

Por otra parte, Rajoy tiene en sus manos la posibilidad de reconciliarse con millones de sus antiguos votantes. Le basta con sacar los dientes en Cataluña. Lo tiene fácil. Como subrayó un muy admirado comentarista, los separatistas aman la retórica, el simbolismo, el humo; les gusta jugar a amagar, a significarse como etéreos, a simular bravatas, a parecer dispuestos a cruzar todas las líneas rojas. Y no. Son de un natural cobarde, timorato, medroso y encogido. Son unos mierdas. “Los nacionalistas catalanes llevan amenazando con dar el golpe definitivo desde que la Moreneta fue encontrada por unos pastores en el siglo IX y nunca han hecho más que desestabilizar, vocear, pavonearse y darse ánimos unos a otros sin atreverse a cruzar la línea definitiva. Si la mayoría abrumadora de los catalanes hubiera querido ser independiente lo sería desde hace un puñado de siglos; pero la mayoría de ciudadanos de esa comunidad gusta de ser catalán sin que eso le prive de otros complementos comunes que les garantiza indudables ventajas. Ya se ha señalado hasta la náusea que el verdadero negocio, el auténtico hervor de emociones, es ser independentista, no ser independiente”.

Mossos enfrentándose a policías durante el referéndum ilegal del 1-O

Mossos enfrentándose a policías durante el referéndum ilegal del 1-O

No puedo imaginar a los separatistas recuperando el control institucional y social de Cataluña, pese al cúmulo de traiciones, mentiras y agravios que llevan a cuesta y con todo el desorden acumulado. El problema para Rajoy es que planteó el de Cataluña como un conflicto político y no como una guerra. Cualquier manual guerrero define la victoria como un fin, no como un medio para ceder a los derrotados el terreno que han perdido en el campo de batalla. Y las victorias se logran venciendo primero y aplastando después al enemigo. Muchos milllones de españoles estaríamos más que dispuestos a mirar para otro lado si el Gobierno afronta el desafío catalán con la excepcionalidad que merece, sin miramientos ni contemplaciones. Y eso implica un endurecimiento del 155, su mantenimiento sine die, el cierre de los medios de comunicación al servicio de la trama golpista, la disolución de los Mossos, la absorción de la educación por el ejecutivo central y la represión de cualquier amago de insurrección proveniente de las filas soberanistas. Si lo hace, Mariano Rajoy tendrá asegurada la continuidad de su partido al frente de la gobernabilidad de España. Si no lo hace, que no lo hará, porque prefiere cantar la palinodia, lo que se terminará produciendo es la tumoración del grano enquistado.

España necesita un líder que se haga acreedor de tal denominación. Sin melindres ni tibiezas, capaz de enfrentarse a tantos y tan poderosos enemigos. Contará con el apoyo de muchos, de muchos más de lo que nos cuentan las cifras oficiales. El destino histórico de España lo exige. Nos va en ello nuestra supervivencia y estar a la altura del sacrificio de millones de compatriotas que nos precedieron. El cambio ideológico en España, la lucha sin desmayo del bien contra el mal, cala cada día en muchos más españoles. Que Rajoy se ponga o no al frente de ellos, comportándose como un verdadero líder patriota y corajudo, es decisión suya. Si no lo hace él, sin duda lo hará otro más pronto que tarde. Jugar a la CEDA con una izquierda criminosa y resuelta a acabar con cualquier cosa que para nosotros tenga una carga afectiva y decente, sólo puede acarrearnos las mismas consecuencias que hace 82 años alentaron la resurrección del orden civilizado, que muchos, como con Lázaro de Letania, daban por muerto y enterrado para siempre.

 

Comentarios

33 comentarios en "España necesita un presidente con huevos, no un títere del mal"

Notifícame de
avatar

Ordenar por:   el más nuevo | el más antiguo | el más votado
Greatrusia
Greatrusia
18/03/2018 21:17

¿Como se le puede pedir a Rajoy que lidere la batalla contra el n.w.o. de soros y roures, si él ha sido el máximo colaborador de su crecimiento , regalando los mass media a la basura marxista y atea????

Europa en el abismo
Europa en el abismo
19/03/2018 11:18

Exacto sus políticas lo han demostrado sólo hay que mirar en tema de justicia cuando tenía mayoría absoluta pudo reformar todas las penas del código penal y darle la vuelta y no hizo nada, pudo modificar todo lo referente a la expulsión de extranjeros que cometen delitos aunque tengan arraigo etc.. y no movió ni un dedo. Al igual que no derogó la ley de memoria histórica cuando era una de la cosas más esperadas que el gobierno de Rajoy hiciera y ha sido algo que su electorado no le perdona.

alpiano
alpiano
20/03/2018 23:02

Y la nefasta y kriminal LVG y la del aborto. Ahora dicen que es otro problema la despoblación y se dedican a juntarse en hoteles y paradores para discutirlo, pero no toman ni una sola medida para paliarlo. Y la que nos faltaba, el poder ser encarcelado por decir todo lo bueno que hizo Franco y por denunciar el gobierno criminal de la República que fomentaba el robo, el crimen, el secuestro y el incendio de iglesias y monasterios. Dentro de pocos meses tendremos cada centro de mayores convertido en cheka.

Sisebuto
Sisebuto
18/03/2018 20:51

Lo que me parece sorprendente aunque si explicable, es que en una nación con más de 40 millones de habitantes,…después de 40 años de mierdocracia, todavía no hayan surgido 40 españoles con cojones para poner remedio a esta situación.
Tal vez haya que esperar otros 40 meses para que empiece a surgir una reacción que haga posible el apoyo de, al menos, 14 millones de patriotas.
De no hacer nada ya sabemos cuál es espejo donde fijarnos: Venezuela.

jakboor
jakboor
18/03/2018 21:19

No se puede esperar nada bueno de Rajoy y no sólo por su natural cobardía, sino porque carece de principios y escrúpulos por permanecer impávido ante la sistemática enquistación de los problemas que asolan España y no ejercer acciones contundentes contra los enemigos de nuestra Patria, ya que él mismo es cómplice de ellos.

Jvan
Jvan
18/03/2018 22:45

Pero aunque no fuera cobarde, seguiría siendo víctima de las extorsiones tanto por parte del capo Pujol como de la CIA y la NSA que disponen de todo el historial negro del PP en caso de mínimo alejamiento del guión globalista satánico.

Viriato
Viriato
18/03/2018 21:29
El comportamiento de Rajoy se parece mucho al de Azaña en los años 30, Éste se encontró desbordado tanto por la izquierda, como por la España patriota -no digo la derecha, o sea, la CEDA, porque eso ya se había convertido en humo, igual que hoy el PP. A España la levantó otra cosa que la derecha, fue el pueblo español patriota y con temor de Dios. Azaña estaba asustado, pero aún así se atrevió a impulsar lo que tanto amaba la izquierda: el Frente Popular, que terminó metiéndole a él y a España entera en el cáos. Corren rumores… Leer más »
Jvan
Jvan
18/03/2018 22:46

Tristemente, Azaña era un conservador comparado con Rajoy.

Sin acritud
Sin acritud
02/04/2018 17:12

Azaña era un estadista…. Bueno, Bob Esponja es un estadista al lado de esto que hay ahora…

Rober Hispano
Rober Hispano
18/03/2018 23:23

Los únicos políticos que responden a este perfil no tienen representación parlamentaria, por desgracia. Lo que ha quedado claro en estos 40 años es que el régimen del 78 no funciona. Que hubiera pasado si la CIA no hubiera asesinado a través de la ETA a Carrero Blanco. Jamás lo sabremos.

raul
raul
19/03/2018 8:25

lo siento pero es absolutamente seguro que los comunistas a traves de la eta mataron a carrero ,aunque se quiera crear una cortina de humo

Jvan
Jvan
19/03/2018 10:14

Y quién te crees que maneja el comunismo internacional sino los internacionalistas de la finanza (Reserva Federal – CIA). La inmensa mayoría de agentes de la CIA son trotskistas internacionalistas funcionando al margen del Presidente y la ley la mayor parte del tiempo. Son mucho peores que su demonizada Gestapo. Al tiempo.

jms104
jms104
09/04/2018 14:23

Pues para empezar que tendríamos el arma atómica y podríamos hablar en círculos miltares. Y, yo creo, con la forma de ser y de trabajar del almirante, habríamos pasado a una monarquía parlamentaria, de todas maneras. Pero, eso sí, quizás de una manera no tan descontrolada como se hizo con el nefasto Suárez. Es algo que no sabremos.

Perosinruido
Perosinruido
18/03/2018 23:15
Señor Don Armando si usted no va a salir al paso con un partido creado por usted y no ve futuro, al menos desde su conocimiento y experiencia debería aconsejarnos para formar algo. Son décadas sin saber a quién votar y cuando desde este medio vemos un partido con un ideal que compartimos muchos y al cual de presentarse votaríamos resulta que no ve usted futuro. Señor Don Armando conozco la sociedad y he tenido el privilegio de que en los lugares que he trabajado he podido observar todo y todo durante más de 40 años y le digo que… Leer más »
PELAYON
PELAYON
18/03/2018 21:18

Que se podia esperar del BOTONES del Ilustre Inutil y Traidor de ZAPATITOS.

Mónica
Mónica
18/03/2018 21:03

Rajoy no va a reconciliarse con la Derecha de derechas, porque hace tiempo se vendió a Ciudadanos por su candidatura.

Ignacio
Ignacio
19/03/2018 1:07
La solución a los problemas de España no vendrán de la mano de ninguna formación política actual y mucho menos de Europa. Salvo Alemania nuestra gran aliada, el eje franco británico ha sido nuestro histórico enemigo. Desde Trafalgar y la inmediata guerra contra Napoleón, con Wellington ejerciendo su propia guerra, fue el principio del fin de nuestro imperio, envidiado por todos. La guinda, como no, la iban a poner los hijos bastardos de Inglaterra, es decir los genocidas atómicos yanquis que acabaron con lo poco pero querido resto del imperio de forma miserable. Estoy con el autor, un nuevo orden… Leer más »
hay que joderse
hay que joderse
19/03/2018 11:44
A día de hoy España no es una democracia. Es una anarquía. Los más fuertes y salvajes (los mejores y más valientes según la alcaldesa de Madrid) junto con los asesinos de la izquierda (a secas, porque izquierda y ultraizquierda hoy son lo mismo) imponen su ley a sangre y fuego por las céntricas calles de la capital de España, intentando matar policías, prender fuego en mitad de los edificios y destruyendo coches. Mientras, las supuestas autoridades madrileñas justifican esta barbarie porque “es culpa del capitalismo”. Han pasado 43 años desde el fin del franquismo. Etapa de prosperidad, ley y… Leer más »
Mikel
Mikel
19/03/2018 7:33
D. Armando muchísimas gracias por escritos tan luminosos como éste, lo suscribo de principio a fin, Dios quiera que las ideas aquí transmitidas se abran paso y lleguen a muchos compatriotas. Necesitamos con urgencia a alguien de principios y propuestas como los que usted defiende liderando nuestra Patria. Hay un plan perfectamente trazado ejecutándose muy deprisa para darle el golpe de gracia a este país y todas las fuerzas políticas del arco parlamentario están contribuyendo a su desarrollo, ya sea por acción o inacción. Para hacer avanzar su agenda hacia el desmantelamiento de la soberanía nacional de España y su… Leer más »
Julio C Fraga
Julio C Fraga
19/03/2018 14:42
Es imposible definir mejor al impavido de Pontevedra, menos mal que los gallegos podemos presumir de un Generalisimo al que le sobraba lo que le falta a este mentecato pusilanime. En su artículo Don Armando hay algo con lo que no estoy en absoluto de acuerdo y es cuando dice:”por suerte, no soy presidente del Gobierno ni lo seré nunca” yo cambiaría el “por suerte” por “por desgracia” y en relación al “no lo seré nunca” espero y deseo que eso no se cumpla. Todos somos conscientes del esfuerzo y dificultad que esto significa, no solo en lo economico, sino… Leer más »
Antonio Díaz
Antonio Díaz
19/03/2018 6:34

Excelente artículo, sólo que al destinatario le es de sobra de aplicación aquel proverbio que dice que cuando Dios venga a juzgarnos, desparecerá el dolor, sanarán los enfermos, excepto los imbéciles, que no querrán curarse. Por lo cual, no abrigo esperanza alguna de que el inquilino de la Moncloaca vaya a tomar nota. Nunca hace ni hará lo que se debe hacer: buscar el bien común.

Panadechi
Panadechi
19/03/2018 13:09

En España se necesita un líder fuerte como Putin que ama, proteger su nación, sus tradiciones, gente, cultura e identidad. Sin un líder fuerte y lúcido España se deslizara por el precipicio sin retorno.

chema
chema
18/03/2018 23:16

Por si no habéis visto el vídeo:
https://www.youtube.com/watch?v=hyeCD8PkXo4

Es intolerable.

hay que joderse
hay que joderse
19/03/2018 11:31

Yo vi otro de unos que se estaban enfrentando a la policía y gritando gora eta. Son todos lo mismo: izmierda asesina.

Julioaldaz
Julioaldaz
19/03/2018 14:12

En España gobiernan la Zorraya y la Rajoya
Menudo desperdicio

raul
raul
18/03/2018 21:19

diagnostica bien y curaras con agua ,pero es que rajoy esta seco

Saulo
Saulo
19/03/2018 21:17

Es la dictadura de partidos, al servicio del maligno.

Jose Orgulloso
Jose Orgulloso
19/03/2018 15:53
El líder ese que reclama Usted, Don Armando, está claro que no es Mariano (sin Don) Rajoy. A partir de ahí, está claro también que no es ninguno de los políticos actuales de primera línea de entre los partidos mayoritarios. No veo a Don Pedro Sánchez, Don Pablo Iglesias o Don Alberto Rivera tomando decisiones más contundentes que las que ha tomado el Presidente. Y no digamos ya los de segunda fila. Ni Doña Soraya Sáenz, ni Doña Susana Díaz, ni Doña María Dolores Cospedal, por decir tres féminas relevantes, tienen arrestos para imponerse de ninguna de las maneras. Entiendo… Leer más »
Mikel
Mikel
19/03/2018 7:47

Todo se desarrolla según el guión; hacia el segundo acto de la obra:
“La reforma constitucional se impone como solución a la crisis catalana”
“Casi un 67% de los españoles apoya la puesta al día de la Carta Magna para resolver el conflicto”
Fuente: http://www.lavanguardia.com/politica/20180319/441667271901/encuesta-solucion-crisis-catalunya-reforma-constitucion.html

wpDiscuz

Comentarios recientes