El linchamiento del secesionismo al empresario alemán que humilló a Torrent – Alerta Digital