Adiós a García-Trevijano: la honradez intelectual y el silencio de periodistas, políticos y los que bailan al son de un guión mentiroso del que nadie puede salir sin escarmiento – Alerta Digital