Una ciudad húngara no puede ser Capital Europea de la Cultura porque hay «demasiados blancos felices y demasiadas cruces cristianas” – Alerta Digital