Más de 300 menores han sido condenados en España por delitos relacionados con el homicidio desde 2010 – Alerta Digital