La economía en Cataluña, felizmente, se sigue desangrando: Dos de cada diez catalanes viven ya bajo el umbral de la pobreza – Alerta Digital