La economía catalana, felizmente, se sigue desangrando: El golpe separatista hunde un 35% el comercio textil en Cataluña – Alerta Digital