La Constitución de 1978 es el problema y no la solución – Alerta Digital