12/10/2017
REDACCION | 4181 lecturas

S&P alerta de que Cataluña podría entrar en recesión si mantiene el pulso secesionista

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, firma el documento sobre la Independencia después de comparecer ante el pleno del Parlament

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, firma el documento sobre la Independencia después de comparecer ante el pleno del Parlament

Standard and Poor’s (S&P) ha advertido en un informe publicado este jueves que Cataluña será la más perjudicada en caso de que se mantenga el pulso secesionista. La agencia alerta de que la región «posiblemente» se desaceleraría o «incluso podría entrar en recesión» si el pulso secesionista se extiende en el calendario.

S&P ha explicado en su escrito que no considera sin embargo que esta particular crisis política vaya a provocar una rebaja del «rating» de España (BBB+), porque la perspectiva de la economía nacional es positiva. Esto refleja que la agencia espera que «los fundamentos del PIB español continuarán fortaleciéndose».

Más dura se muestra S&P al analizar el futuro de Cataluña. Si bien descarta que se produzca la independencia («porque ningún país de la UE la reconocería»), sí asegura que en el caso de que se mantengan las «tensiones», existe un «riesgo a la baja» de que la situación afecte al consumo y al tejido empresarial. Respecto a esto último, la agencia sitúa en a las entidades financieras más cercanas a Cataluña como las que tienen más probabilidades de sufrir algún impacto.

S&P sostiene que el anuncio realizado por Puigdemont el pasado martes puede desencadenar la aplicación definitiva del artículo 155 de la Constitución, lo que a su vez puede provocar a su vez la celebración de nuevas elecciones en la región. Unos comicios que, según su opinión, «pueden ser muy disputados». Este escenario provocaría una «pérdida de confianza», tanto por parte de empresarios como de consumidores.

La agencia recuerda que este desafío ya ha provocado que instituciones financieras como Caixabank o Sabadell hayan abandonado la región en las últimas semanas. Y añade que si se produce una ruptura con el Estado las condiciones de financiación a la región «se podrían en duda». Este hecho sería el detonante definitivo para que Cataluña, «posiblemente», tenda una desaceleración e incluso pueda caer en recesión.

Casi 400 empresas han abandonado Cataluña desde el 1-O. Solo entre los días 9 y 10 de octubre, día en el que se produjo la intervención de Puigdemont, un total de 389 sociedades dejaron la comunidad autónoma.

Fuente: ABC

 

Comentarios

Sé el primero en comentar

Notifícame de
avatar

wpDiscuz