Los que ayer colaboraban política y económicamente con el separatismo catalán, hoy carecen de autoridad moral para combatirlo – Alerta Digital