20/06/2017
REDACCION | 4283 lecturas

El PSOE de Sánchez ha abandonado el centroizquierda

Carlos Herrera.- Hace 30 años hoy, 19 de junio de 1987, ¿dónde estaba usted? ¿Lo recuerda? Un tipo llamado Domingo Troitiño, familia de Palencia emigrada al País Vasco, nutrientes en buena medida de las filas de ETA, conducía por Barcelona un Ford Sierra que había sido robado en San Sebastián. En ese Ford Sierra, en su maletero, se almacenaban cerca de 30 kilos amonal. No solo amonal, también pegamento y escamas de jabón. ¿Para qué pegamento y escamas de jabón? Porque cuando explota, ello se comporta como el napalm, es decir, se pega a la piel de las personas. Las abrasa, literalmente.

Y Domingo Troitiño dejó ese coche en la primera planta del párking de Hipercor, en la Meridiana en Barcelona. El temporizador tenía puesta las 16.08. Salió. Los compañeros de comando, Rafael Carides Simón y Josefa Ernaga, telefonearon, hicieron tres llamadas, al Avui, a la Guardia Urbana y al propio Hipercor, y dijeron que a las 15.30 horas, no a las 16.08, iba a estallar un explosivo. Acudió la Policía, fue al párking, repasó el edifición, no observó nada raro. Habían pasado de las tres y media, todos los días había amenza de bomba o en cualquier ciudad de España. Hipercor fue elegido porque Santi Potros, el jefe de ETA, había indicado que había que atentar contra intereses franceses y españoles…

A las 16.08 explotó el coche. Agujereó el suelo techo entre el párking e Hipercor, lo incendió todo, la explosión fue tal que desactivó el sistema anti incendios. Cerca de 3.000 grados de temperatura se llegó a vivir y a morir en ese Hipercor. Personas quemadas, mutiladas… 21 muertos, algunos de ellos niños, 45 heridos.

Después de aquello, todavía incluso, hubo quien se atrevió a decir que la culpa.. porqué la Policía no había… Fue Jordi Pujol el primero que salió diciendo que el que tenía la culpa de las bombas que explota es quien las pone.

Hoy en día, Ernaga, que fue condenada a sopotocientos años de prisión, y Domingo Troitño, también a sopotocientos años de prisión, están en la calle merced a la doctrina Parot. Se han quitado tres o cuatro años de cárcel, tampoco mucho más. Ernaga no se arrepiente en absoluto de lo que hizo, antes al contrario. Domingo Troitiño va tranquilamente al súper a comprar los fines de semana. Y Rafael Carides Simón entra y sale de la cárcel con permisos carcelarios porque está acogido a la vía Nanclares, es decir, en cuatro días estará en la calle. Los muertos, los heridos, los familiares, las víctimas hoy recibirán un homenaje, la atención, que tampoco vayan a creer ustedes que han tenido tanta durante todos estos años. Las instituciones se están volcando con las víctimas del atentado ahora.

Atentado de Hipercor en Barcelona.

Atentado de Hipercor en Barcelona.

Es el recuerdo de una mañana como la de hoy en la que hemos manejado dos escenarios de noticias. El de Londres, donde una furgoneta atropellado a varios peatones contra una mezquita de Finsbury Park, al norte de la ciudad; y el de Portugal, donde una emboscada del fuego se ha llevado por delante la vida de 61 personas de momento, cuatro de ellos niños. Atrapados por las llamas en carreteras, en una zona de aldeas pequeñas, aisladas, rodeadas de vegetación. Portugal no está preparada para luchar contra el fuego, todos los veranos tragedias de ese tipo.

En España, la noticia política es el Congreso Federal del Partido Socialista, en el que finalmente Pedro Sanchez ha salido electo como el secretario general con más poder en la historia del PSOE. Tiene más poder incluso que Felipe González. Porque ahora mismo, la organización de poder y de la toma de decisiones está confiada a las bases. Son las bases las que de vez en cuando -tú a las bases no la vas a llamar todos los días- dicen cuáles son las grandes estrategias del partido.

Y, mientras tanto, el que interpreta a las bases es Pedro Sánchez, que como saben ustedes ha metido el término de la plurinacionalidad en función de eso, de que él interpreta la realidad de la izquierda izquierda, “somos la izquierda”, y porque además tiene que agradecerle el apoyo al PSC.

El problema es sí mismo no son los términos. Esto de la plurinacionalidad es un sofisma en toda su dimensión, es el argumentun ad populum. El problema es si tienen consecuencias los términos o no la tienen. Ser o no ser nación, muy bien. Plurinacionalidad. ¿Es tan amable de decirme quiénes somos y quiénes no somos nación además de la nación española? Además de la nación española, ¿qué otra nación tengo? Y en función de eso, ¿tiene consecuencias tener o no tener una nación? Consecuencias políticas, económicas…

Dos consideraciones. La etiqueta confusa de ‘somos la izquierda’, que habría que preguntarse cuánto de rancia es esa izquierda, qué izquierda, además. Cuando la única prioridad del sanchismo es quitarle primero a Podemos lo que cree que le corresponde a él y, segundo, al PP de Madrid. Y para eso apela a los votantes del 15M. Ser de izquierdas ahora es desalojar al PP en una suerta reedición del Tinell. Yo sueño con juntar a Podemos y Ciudadanos y, entre todos los quitamos. Yo no sé dónde estaba cuando se peleaban Iglesias y Rivera en el Congreso. Eso es juntar el agua y el aceite.

Ha creado una división irreparable en el seno del PSOE, pero sobre todo con ese tono exaltado, sin moderación, sin pragmatismo, solo con el ‘no es no’, con entregar al nacionalismo de derechas la munición que necesita para seguir viviendo. Eso es la plurinacionalidad. De alguna manera, el PSOE de Pedro Sánchez abandona el centro izquierda, y abandonar el centroizquierda en España tiene riesgos. Lo cual ya veremos eso en qué se traduce.

Y el nombre de Iván Fandiño. Los restos del torero están ya en Amurrio, en Álava, donde está siendo velado por familiares. En Orduña, en Vizcaya, su localidad natal, habrá funeral. Según el médico que le atendió, Iván Fandiño presentaba daños irreversibles, era imposible salvarle. El toreo convive con la muerte, que te puede sorprender en cualquier lance, en cualquier vuelta de la esquina. Nadie nos quitará de Iván Fandiño su criterio valiente del toreo, la seriedad, la exigencia, el incorformismo. Sigue pasmando porque el espectáculo es el espectáculo, la basura animalista que sigue diciendo barbaridades donde puede. Una sola reflexión: los animales no merecen que les defiendan tipos como estos, que son basura”.

 

Comentarios

Sé el primero en comentar

Notifícame de
avatar

wpDiscuz