El deterioro de las sedes olímpicas sigue en Brasil nueve meses después de los Juegos – Alerta Digital