19/05/2017
REDACCION | 4069 lecturas

Los malos triunfan donde los buenos son indiferentes

Obama y Soros.

Obama y Soros.

Aldo Rosado-Tuero*.- Hay que salir pública y ardientemente a protestar contra la hipocresía y la canallada orquestada por el derrotado partido demócrata-marxista-musulmán en contubernio con la gran prensa vendida a los propulsores del Nuevo Orden Mundial, para tergiversar y criticar cada medida o hecho protagonizado por el presidente Donald Trump.

Los mismos que guatdaron silencio cómplice ante cada acto de traición a Norteamérica protagonizado por Barack Obama durante sus desastrosos ocho años de desgobierno, hoy levantan el diapasón para sobrevalorar cualquier medida o gesto del actual presidente.

¿Con que moral va la gran prensa a criticar y alborotar el gallinero de la opinión pública ante cada gesto de Trump–sea de la índole que sea–sabiendo, como sabemos la complacencia observada ante cada “metida de pata” del obamismo.

¿Se ha preguntado usted que hubiera pasado, si el que–ignorando que había un micrófono abierto–le hubiese susurrado al oído al Presidente ruso Dimitri Medvedev, un recadito para Vladimir Putin, tal y como hizo Barack Obama? Seguramente, a esta hora se hubiese iniciado un proceso de destitución al presidente Trump.

Pero nada de eso ocurrió con Obama…y la prensa se apresuró a callar esa pifia y no la calificaron–como se debía de haberlo hecho–de traición.

Entonces, ¿por qué vamos a seguir soportando en silencio toda la hipócrita fanfarria orquestada contra cada gesto, cada frase, cada actuación del primer mandatario electo por el pueblo norteamericano?

Aceptemos como debe de ser en una república democrática la genuina crítica a errores cometidos por el actual presidente–que los ha cometido–pero rechacemos el odioso doble estándard de una prensa y una casta política derrotada en genuinas elecciones, que obvia las innegables traiciones, engaños y actos malintencionados ejecutados y cometidos por la anterior Administración y se mantienen en permanente vigilia 24 horas al día para salir a criticar si el presidente glotonamente, mientras todo el mundo en la Casa Blanca se come un “scoop” de helado, se come dos. Cuando no tengan hechos que avalen un ‘empeachment’ seguramente lo tratarán de destituir por glotón fanático del helado.

En Nuevo Acción no somos ni incondicionales del actual presidente, ni Trumpistas a ultranza, pero, ¡coño! bueno es lo bueno!, pero ya lo de los liberales-demócratas-marxistas, la gran prensa, los criados de Soros, del NOM y los tontos útiles pasa de castaño obscuro.

*Periodista y dirigente de Nuevo Acción

 

Comentarios

Sé el primero en comentar

Notifícame de
avatar

wpDiscuz

Comentarios recientes