08/05/2017
REDACCION | 4473 lecturas

Cartas desde Colombia: Rescatando el Arcoíris

El Orgullo Gay recorre las calles de Barcelona

El Orgullo Gay recorre las calles de Barcelona

Carlos Arturo Calderón Muñoz.- Una enfermedad es una alteración del funcionamiento normal del cuerpo que en el peor de los casos conlleva a la muerte. Aunque existen enfermedades brutales y muy evidentes como el cáncer, que despiertan en el enfermo un deseo de supervivencia, hay otras que dominan la voluntad del afectado hasta lograr que este mismo se hiera o mate.

En las diferentes patologías de tipo mental encontramos curiosos trastornos como el desorden de identidad de la integridad corporal. Las personas afectadas por este desorden sienten antipatía por una parte de su cuerpo, generalmente alguna extremidad, aunque a veces pueden ser sus ojos u oídos; también les molesta el poder caminar. Su incomodidad es tal que en un estado avanzado de su delirio simplemente se amputan o lastiman gravemente para autorrealizarse y ser los lisiados que siempre han querido.

Una feminista de Femen, junto a la figura de Donald Trump en el Museo de cera.

Una feminista de Femen, junto a la figura de Donald Trump en el Museo de cera.

Este trastorno es muy similar al síndrome de Münchhausen, en el que las personas claman tener cualquier tipo de malestar físico; en estados más avanzados se lastiman o inyectan sustancias tóxicas, el objetivo es el de satisfacer una necesidad neurótica de atención. Una variación de este trastorno hace que el enfermo lastime a un ser cercano, como un hijo, para que este obtenga el tratamiento médico. El trastorno que más llama mi atención es el síndrome de Cotard, en el que el paciente cree que se le están pudriendo los órganos, que está muerto o simplemente que no existe. Esta desconexión con la realidad provoca que el enfermo no se reconozca a sí mismo en un espejo, perdiendo empatía con sus seres queridos hasta considerarlos impostores y lo más obvio, deja de comer o cuidarse porque los muertos no hacen esas cosas.

Estos son sólo unos pocos ejemplos de numerosos trastornos que pueden hacer que un individuo se destruya a sí mismo y además sea “feliz” haciéndolo. Ya que me sacan el tema de la felicidad, resulta curioso como se utiliza ese estado emocional sin definición exacta para justificar cualquier cosa. Cuando adicionalmente afirmamos que en la búsqueda y encuentro de la felicidad es necesario el amor, tenemos un poderoso camuflaje que puede hacer pasar a una pandemia como a una simple expresión de libertad sexual.

Las mafias promotoras del homosexualismo saltaron de felicidad cuando los científicos (a los que les pagan) demostraron que la homosexualidad es perfectamente “normal” en el reino animal. En 2006 el Museo de Historia Natural de Oslo abrió una exhibición en la que se mostraba evidencia del comportamiento homosexual en cientos de especies. Esto ratifica las afirmaciones de científicos como Geir Einar Ellefsen Soeli y Petter Boeckman que abogan por la naturalidad de estos comportamientos. Además tenemos la conmovedora historia de los pingüinos Roy y Silo del zoológico del Parque Central de Nueva York; 2 machos que vivían juntos y criaron un huevo del que nació una bella pingüinita llamada Tango, quién también se unió a otra hembra cuando creció. ¿Conclusión? La ciencia demuestra que la homosexualidad es el camino del amor y todos ustedes malditos fachas lectores de AD merecen morir ¡fin!

Pero a mí me gusta hacer artículos insufriblemente largos, así que voy a escribir otro poquito. Empecemos por el campo de batalla que más enfrenta a dogmáticos homosexualistas y fanáticos religiosos ¿La homosexualidad es natural? ¡Claro que sí! También lo es la viruela, el veneno de una cobra o los trastornos psiquiátricos con los que empecé este texto. Que sea natural no significa que sea benéfico; la muerte y la extinción son naturales, no por eso somos fanáticos del genocidio, al menos no la mayoría, y ya que me dio por hablar de trastornos mentales y muerte traigamos la lucha por la supervivencia a la ecuación.

Los comportamientos homosexuales, entendiendo por estos estimulación y penetración, son comunes en más de 1500 especies, pero afirmar que son fruto del amor es sinónimo de desequilibrio. El estudio Same Sex Sexual Behavior as a Dominance Display determinó que los machos de Tribolium castaneum que son montados por otros machos dejan de perseguir hembras y se vuelven sumisos al dominio del macho que los montó. Esta jerarquía se mantiene mientras el macho pasivo no busque la forma de irse a un nuevo territorio o rete al dominante.

Los estudios de Janet Mann en delfines muestran que los machos establecen dominio de una forma pacífica montando a otros machos. Si en definitiva no se puede resolver la situación así, pues se van a los golpes y arreglan el asunto. De cualquier forma el resultado es el mismo, un macho domina a otro y como premio obtiene más acceso a las hembras.

El nutrido grupo de científicos que hizo el estudio sobre peces llamado Homosexual Behavior Increases Male Attractiveness to Females muestra como los machos más débiles intentan dominar sexualmente a otros para incrementar su imagen de fortaleza ante a las hembras.

Inon Scharf y Oliver Martin investigaron a más de 100 insectos y arácnidos y vieron que los machos más débiles, para evitar ser golpeados por los fuertes, liberan feromonas femeninas para confundirlos. Como resultado los machos dominantes intentan montarlos, aunque el macho pasivo intenta rechazar los avances sexuales del otro, el resultado es el mismo que si fuera penetrado, se ve dominado y sus posibilidades de encontrar una hembra se reducen pues el fuerte las acapara.

Comportamientos similares para deshacerse de otros machos se ven en caballos, pelicanos, perros, los búfalos cuando todavía son jóvenes y un largo etcétera.

La cuestión aquí es la testosterona, entre más tienen los machos más camorra buscan y también buscan más hembras. Cuando un macho es violado sus niveles de testosterona se reducen hasta casi anularse, el resultado es que deja de ser un rival, al menos por un tiempo, ya no va a querer luchar por hembras y esto aumenta las posibilidades del violador de pasar sus genes a la siguiente generación. Pero… pero ¿y los amorosos pingüinitos? Pues el romance de Roy y Silo terminó cuando el segundo se cuadró a una sexy pingüinita llamada Scrappy.

El motivo de esta ruptura es fácilmente explicable con el estudio de pingüinos hecho por el profesor Stephen Dobson y sus compañeros del Centro de Ecología Funcional y Evolutiva de Montpellier, Francia. Básicamente los machos están solos, en los grupos estudiados había muy pocas hembras con respecto a los machos, estos llenos de testosterona buscaban a alguien con quien ligar y como no había nadie más se juntaban con otros machos. A pesar de estar juntos el comportamiento no era idéntico al de parejas heterosexuales, pues no sé aprendían los cantos de sus parejas y tampoco buscaban huevos que empollar. Lo más importante, a la primera oportunidad escapaban con cualquier hembra que sea cruzará. Se vieron comportamientos idénticos en hembras cuando no habían machos.

Cuando se muestra que los animales no se penetran el recto mutuamente por orgulloso amor arcoíris, sino para establecer jerarquías o como una anomalía por falta de pareja, el homosexualismo humano estalla en cólera y dice que está visión de la realidad se debe al uso de la falsa premisa darwinista de que el sexo sólo se da por reproducción. ¡Somos muy intolerantes para entender el amor! obviamente un hombre nunca violaría otro para ejercer dominio, pues…

La guerra civil en el Congo desató una epidemia en Uganda. Las esposas de los refugiados congoleños que escaparon a al vecino país se quejaban de que sus maridos no querían tener sexo con ellas; algunos pocos tuvieron el valor suficiente de decir el motivo. En su escape eran capturados por los rebeldes congoleños y violados hasta 3 veces por día durante 3 años ¿Testosterona? ¡Ninguna! quedaban completamente traumados y muchas de sus mujeres los abandonaron al enterarse.

Lara Stemple hizo un estudio de violación masculina y derechos humanos. El 21% de los hombres tratados en Londres después de huir de Sri Lanka reportaron violaciones. En los 80 el 76% de los prisioneros políticos hombres fueron violados en El Salvador, de 6.000 hombres en campos de concentración en Sarajevo el 80% fueron violados. Volviendo al Congo, datos conservadores dicen que un 22% de los hombres que lograron huir a Uganda sufrieron violaciones. El trauma no se les ha quitado jamás, estos tipos ya no logran excitarse con sus mujeres, incluso les temen, les da pavor el mundo, sangran al caminar e incluso sienten afecto por hombres más fuertes. Estás víctimas no encajan en el concepto del homosexual en busca del amor que nos venden en occidente, de hecho la gran mayoría no gustan de otros hombres.

Mencionó esta subterránea e innegable realidad porque sin duda alguna es el equivalente humano a los contactos sexuales en parejas del mismo sexo que nos muestran en ese museo noruego como pruebas del amor homosexual entre animales. ¡No es amor! Es el típico dominio y crueldad de la naturaleza para prolongar a los más fuertes. Para hablar de ese afecto sexual entre parejas con idéntica distribución de cromosomas es necesario alejarnos de los comportamientos normales y adentrarnos en las anomalías.

Las parejas de machos o hembras en los pingüinos se unían porque había un desequilibrio (enfermedad), aunque se cortejaban como lo harían con alguien del sexo opuesto, nunca completaban al 100% los ritos de una pareja heterosexual y cuando el equilibrio se recuperaba (salud) con una pareja disponible, abandonaban inmediatamente a su compañero temporal para tener un comportamiento estándar.

Entonces, si una anomalía como la falta de pareja produce comportamientos homosexuales en los pingüinos y otras especies; si sabemos que se pueden distorsionar los balances hormonales de un individuo incrementando o reduciendo sus andrógenos o estrógenos. Si además sabemos que se pueden generar traumas o trastornos psicológicos en los que un individuo esté convencido de ser algo que no es, como un muerto con el síndrome de Cotard, o sentirse feliz de hacer algo en contra de la supervivencia individual o colectiva como con el síndrome de Münchhausen ¿sería ilógico pensar que se está homosexualizando a las masas con ingeniería social? Sólo a un sudaca morenazi se le ocurriría esa locura.

Y ya que hablamos de ocurrencias locas ¡Qué tal con la que salió Michael Swift! en 1987 publicó una cosita llamada “Manifiesto Gay” y al mejor estilo del comunista es un manual con intenciones declaradas. El texto dice que la sociedad heterosexual será derribada y su historia mentirosa reescrita, se apuñalarán los corazones y violarán los cuerpos de los heterosexuales, se infiltrarán las escuelas, Iglesias y cuarteles hasta homosexualizarlos completamente y se hará de la penetración entre hombres el símbolo perfecto del amor ¡Mera locota!

Lara Stemple

Lara Stemple

En eventos separados el presidente de Bolivia Evo Morales y la hermosísima modelo colombiana Natalia París dijeron que la razón de que hubieran tantos homosexuales era el exceso de hormonas femeninas, como las presentes en los pollos que comemos; sobra decir que fueron tratados como ignorantes retrogradas. Del indio no me extraña su equilibrio con la naturaleza, pero cuando una top model tiene los instintos más sanos que la sociedad en la que vive es porque estamos muy mal.

Los andrógenos son los grupos de hormonas que determinan los comportamientos masculinos, los estrógenos hacen lo propio en la feminidad. Las hormonas son transmisoras de mensajes que le dicen a las células que partes del código genético necesitan activarse o apagarse. Sin embargo, sustancias sintéticas diferentes a las hormonas pero que el cuerpo no reconoce, pueden alterar la comunicación y hacer que los ciclos biológicos varíen. Desde el final de la Segunda Guerra Mundial hemos creado más de 100.000 moléculas sintéticas para distintos usos. En lo que atañe a este caso hay que mencionar a los xenoestrógenos, son sustancias artificiales que imitan a los estrógenos.

Encontramos xenoestrógenos en pesticidas, fármacos, enlatados, plásticos, cremas corporales, bebidas carbonatadas, golosinas y hasta en los aparatos electrónicos en los que ahora leen esto; siendo los más destacables el bisfenol A y los ftalatos. Los trabajos del toxicólogo del INRS, Daniel Cyr, en los lagos de Canadá para probar los efectos de las sustancias químicas vertidas al agua son alarmantes; en todas las especies de peces analizadas la cantidad de machos se ha reducido drásticamente, estos tienen menos esperma, sus espermatozoides son más lentos y alrededor del 30% de los pocos machos que hoy nacen presentan intersexo; es decir, peces macho a medio camino que llevan huevos infértiles.

También en ríos de Canadá se encontraron rastros de atrazina, que causa efectos similares en los sapos. Los estudios del Doctor David O. Norris demuestran que los excesos de estrógenos en las aguas de Norteamérica están haciendo que los peces machos sean cada vez más parecidos a las hembras, esto también se está dando en tortugas y cocodrilos. Pasando a los humanos, los trabajos de Jacques Auger en el Centro de Estudios para la Conservación de Óvulos y Esperma Humano muestran que entre los 70 y los 90 la cantidad de espermatozoides por eyaculación en los hombres de París se redujo en un 30%. Como si fuera poco, los espermatozoides sanos se redujeron en un 10%.

El endocrinólogo pediatra del CHU de Montpellier, Charles Sultán dio a conocer que los nacimientos de niños con pseudohermafroditismo, (tener cuerpo de hombre pero con órganos sexuales exteriores de mujer) se había multiplicado por 20. Su explicación es certera, afirma que en la etapa embrionaria las madres están asimilando sustancias que inhiben los receptores de testosterona en el feto gestante interrumpiendo su normal desarrollo. Traducción: a los niños los están mariqueando antes de nacer.

El homosexualismo adora comentar que los niños nacen naturalmente homosexuales, la evidencia sugiere que desde la gestación están destruyendo el equilibrio hormonal hecho por la naturaleza. Sé están eliminando los andrógenos, se está estrogenizando al mundo. Cada vez hay menos hombres (En pueblos de Canadá, por efectos de la contaminación química nacen el doble de niñas que de niños), los que hay son cada vez más débiles, con menor potencial reproductivo, menos testosterona y más deformaciones como los micropenes.

En la orilla opuesta los efectos son evidentes, niñas de 12 años con tetas de 20, ciclos de menstruación que empiezan a los 8, niñas de 10 años con los instintos sexuales desatados y demás. Lo estrógenos determinan el crecimiento de las glándulas mamarias, al tener exceso de estrógenos estas células crecen desordenadamente, ¿resultado? las tasas de cáncer de mama se han disparado cuál misil balístico. Eso sí es violencia contra la mujer, están destruyendo sus ciclos hormonales de forma que tengan periodos irregulares, menopausias tardías y profundas y como no, penas de muerte automáticas gracias al cáncer. No veo grupos de supremacismo hembrista quejándose. Personalmente, como buen retrógrada cavernícola, el saber esto me despierta el instinto protector y me traza como meta el poner en un paredón de fusilamiento a los que le están haciendo esto a nuestras mujeres y niñas.

Una característica común de un adicto o un trastornado mental, es el dar una explicación racional que justifique su actitud suicida. “Es sólo un cigarro para calmar los nervios” o “ahora con esta décima cirugía facial al fin voy a quedar igualita a la Barbie y seré feliz”. Con el evidente desorden hormonal tenemos el trastorno, con la conveniente ideología homosexualista tenemos la justificación perfecta: “Estas pobres personas son miserables por una sociedad que no las acepta y sólo alcanzarán su felicidad cuando la civilización célebre su forma de amor”.

Pues hablando de cirugías en busca de la felicidad, hay que mencionar a la Universidad John Hopkins, en 1965 esta institución hizo la primera cirugía de cambio de sexo, pocos años más tarde dejó de hacerlo. El motivo era que las operaciones no mejoraban la calidad de vida de los intervenidos; actualmente, después de 40 años y por presiones de los grupos LGBTI-etcétera, la universidad anunció qué va a reabrir ese programa. Sin embargo, esas conclusiones setenteras estaban sintonizadas con la realidad.

El Instituto Williams de la UCLA determinó que el 4.6% de los gringos promedio han intentado suicidarse al menos una vez en la vida, los homosexuales, hombres o mujeres, tienen una tasa de entre el 10 y el 20% y los transgénero de un exageradísimo 41%. Estudios de todo el globo, tanto de apologistas como de opositores de la comunidad con letras interminables, cómo Richard Fitzgibbons, Richard Ramsay, Dejun Su, Megan Kelley y Jason Coleman, determinan que estas personas tienen tasas de suicidio, ansiedad, depresión y trastornos psicológicos más elevados que las personas heterosexuales ¡al menos el doble!

El contraargumento suele ser que estas personas sufren porque las discriminan, sin embargo, como es de sobra conocido, los hombres con la testosterona bien calibrada son más seguros, tienen más autoestima y sienten menos miedo, hombres con esas características son menos propensos a cortarse las venas porque les hablan duro. En las mujeres el estrógeno es responsable en gran medida de mantener balanceados los sentimientos de satisfacción, felicidad y esa tendencia materna de querer cuidar. No soy un experto, pero las mujeres felices no son fanáticas del suicidio. En resumen, una sociedad estrogenizada amaricona a los hombres haciéndolos más propensos al sexo excremental y a las mujeres las desborda de sus hormonas base y terminan sobre desarrollando su potencial sexual, al igual que las pingüinitas estudiadas, terminan por cortejar lo que se les atraviese en su frenesí.

Aaron Russo (d) y Nick Rockefeller.

Aaron Russo (d) y Nick Rockefeller.

Sabemos que se pueden potenciar artificialmente las anomalías reproductivas que se encuentran en la naturaleza hasta volverlas una pandemia, sabemos que hay trastornos mentales en los que el afectado es feliz inutilizándose o enfermando a sus hijos y qué ideologías como la del Manifiesto Gay tienen intenciones de fomentar esa desestabilización social ¿Pero hay grupos que sigan esta agenda?

La HRC es la organización homosexualista más grande de Estados Unidos, ha sido decisiva para que se acepte abiertamente a los homosexuales en el ejército gringo, para que se apruebe el matrimonio homosexual y para que se aprueben las leyes de odio con las que a una pareja de pasteleros se les puede arrebatar el trabajo de toda su vida, sólo por no querer hacer una torta para una boda homosexual. También han apoyado fuertemente a la GSA, que ha creado grupos homosexuales en miles de escuelas en todo el país (¿homosexualizar al ejército, la Iglesia y las escuelas es algo que decía el manifiesto gay verdad?).

La HRC recibe apoyo financiero de pequeñas empresas como Coca Cola, Pepsico, Intel, BP, Chevron, Hershey’s, Starbucks, IBM, entre otras (¿Alguna de esas empresas tiene xenoestrógenos en sus productos?). Pero centrándonos en las sombras, la HRC también es financiada por Morgan Stanley, Goldman Sachs y George Soros como para variar. A mayor escala la familia Rockefeller ha promovido el avance de la agenda homosexualista. El recientemente fallecido David Rockefeller admitió en los noventas que en su familia trabajaban para derribar a las naciones y establecer un gobierno mundial que sea regido por una élite de banqueros e intelectuales. Si la familia tal y como la conocemos es la base de la sociedad que los Rockefeller quieren derribar ¿es loco pensar que promuevan estos movimientos para cumplir con sus planes? dudo que sean filántropos.

Esas pobres personas que asisten a las marchas arcoíris no tienen ni idea de lo aquí escrito, no saben que han sido deliberadamente infectadas y usadas como peones en una guerra planetaria, en muchos casos son víctimas de fundamentalismo religioso y realmente sólo quieren vivir en paz. De mi parte las soluciones son obvias, deberá retomarse el control del medio ambiente para detener los efectos de estas moléculas sintéticas, de ahí en adelante la naturaleza recuperará su balance hasta dejarnos con una población equilibrada. Entre tanto debemos impedir que se expanda el virus, neutralizando su infiltración en la sociedad, a la vez que le volamos la cabeza a todos los moros y semejantes que quieren hacerles daño a los homosexuales por su condición.

Sé que tengo muchas metas por cumplir en esta guerra, pero por ese amable compañero de apartamento que tuve en la Florida, por la hermosa nórdica del SENA y otros tantos buenos homosexuales que me han ayudado, me aseguraré de devolverle el equilibrio a nuestra biología, para que ellos puedan liberarse de sus cadenas y todos nos salvemos de la extinción.
Por último y para justificar el título del artículo, debemos dejar la mariconada y recuperar esos maravillosos colores. Arrebatárselos a esa horrible bandera de genocidio en que los han convertido y devolvérselos al mundo. Los cristianos volverán a ver en ellos el pacto con su Dios y yo volveré a correr hacia los bosques; buscando el origen del Arcoíris en donde los duendes aguardan para jugar otra vez.

*Desde San Bonifacio de Ibagué, Colombia

 

Comentarios

21 comentarios en "Cartas desde Colombia: Rescatando el Arcoíris"

Notifícame de
avatar

Ordenar por:   el más nuevo | el más antiguo | el más votado
Requiario
Requiario
09/05/2017 0:09

Muy buen artículo!
El secuestro del arcoíris por este lobby, la señal dada por Dios al hombre como recordatorio de su promesa de que nunca más le castigaría con un Diluvio universal, para significar un supuesto orgullo por practicar y promover, sobre todo entre los niños, uno de los pecados contra la naturaleza que más desagradan al creador… Si Satanás no está detrás de esa maniobra de perversión de la sociedad y uso de esa señal en particular que baje Dios y lo vea.

mery
mery
09/05/2017 4:30

Buena crítica.

palleter
palleter
09/05/2017 7:59

hay que reconocer que a la estrella comunista ,le sienta mejor los colorines ,que la bandera de aragon . y ademas son mucho mas propios ,para la -cosa- causa. !HAY MARE !.

Occam
Occam
09/05/2017 19:18

Bandera de Aragón gracias a la unión dinástica con los condados catalanes

palleter
palleter
10/05/2017 7:57

“union dinastica ” ? si la de falcon crest, dejate de milongas que la bandera -pendon- es de aragon y punto . mentirosos compulsivos.

Occam
Occam
10/05/2017 15:30

Ni idea de historia

palleter
palleter
10/05/2017 18:17

no ,de la historia de los payasos catalinos no , pero por que no ha existido .merluzo .

Evolucionista
Evolucionista
09/05/2017 10:54
Me alegro de haber leído este pequeño artículo-ensayo. Se me ha hecho corto. He aprendido un par de cosas que no sabía que refuerzan otras que ya sabía. Permitidme complementarlo con algunos datos más: – NO SE HA ENCONTRADO NINGÚN DE LA HOMOSEXUALIDAD, por mucho que han insistido los lobbies homosexualistas que debe haberlo. – El 40% de las lesbianas han sido violadas en su infancia por algún familiar cercano (por su padre, tío, abuelo, etc) o amigo de la familia. Probablemente son más porque muchas, por vergüenza o por el trauma, no quieren hablar. Tras la violación su mente… Leer más »
Evolucionista
Evolucionista
09/05/2017 14:26

Fe de erratas: Don dije “No se ha encontrado ningún de la homosexualidad”, quise decir “No se ha encontrado ningún gen de la homosexualidad.”

Alarico
Alarico
09/05/2017 14:48
Nota para el Administrador-Moderador: Ignoro la razón por la que me adscribe a pertenencia a supuestos grupos manejados por el CNI. Le aseguro que no tengo ni he tenido jamás relación alguna con esa Organización de Inteligencia del Estado. Y sigo pensando que el articulo anterior del Sr.Calderón era decepcionante y seguramente también para otros muchos comentaristas. Finalmente, me sorprende que mis comentarios – normalmente muy bien puntuados en este foro, lo que supone una cierta coincidencia con la línea editorial de AD – le supongan un conflicto a la hora de publicarlos. Sin acritud de ninguna clase, espero que… Leer más »
Alarico
Alarico
09/05/2017 17:36
¡ Y dale molino con el CNI, como dicen en mi pueblo! Reconozco que me pasé con mi acerada crítica y algún exabrupto, pero sólo alusiva o exclusiva a ese mencionado texto y elogiando todos los anteriores y así lo manifestaba. Le pido disculpas y como diría el monarca emérito: ¡ Lo siento,..me equivoqué, no volverá a suceder! ¿ Es que no puede entender que hasta el mejor escritor suelta un borrón de vez en cuando? Todo lo anterior,….escrito en clave de humor y buen talante,…como diría aquel ínclito inútil sujeto que ahora es observador y “cuenta nubes” en Venezuela.… Leer más »
Luk-s 026
Luk-s 026
09/05/2017 8:37

¿La sodomía es natural?, ¡Claro que no! Es un vicio.

•LA HOMOSEXUALIDAD: ASÍ PIENSAN LOS CATÓLICOS VERDADEROS
https://radiocristiandad.wordpress.com/2011/09/18/la-homosexualidad-asi-piensan-los-catolicos-verdaderos/

•VERDADES OLVIDADAS – PECADO DE SODOMÍA
https://radiocristiandad.wordpress.com/2016/04/13/verdades-olvidades-pecado-de-sodomia/

•“LA SODOMÍA ES PESTILENTE PARA MÍ Y DESAGRADABLE HASTA PARA LOS MISMOS DEMONIOS”
https://radiocristiandad.wordpress.com/2013/08/01/la-sodomia-es-pestilente-para-mi-y-desagradable-hasta-para-los-mismos-demonios/

Noe
Noe
12/05/2017 10:45

Es un artículo muy bueno. Látima que nuestros jovenes y hasta un montón de personas adultas, no se enteren de estas cosas

Julian
Julian
09/05/2017 14:35

Algunos nacen, otros se hacen, y a otros los hacen.

luchanadj
luchanadj
09/05/2017 14:31

Excelente artículo. También me pregunto si los famosos “chemtrails” son cosa de magufos o por el contrario hay algo de verdad en ello y algunas “hormonas” “caen del cielo” de vez en cuando. De los judíos adinerados que nos manipulan y gobiernan me puedo esperar cualquier cosa. Y nada bueno.

Jose Orgulloso
Jose Orgulloso
09/05/2017 13:41

Siguiendo con los ejemplos que “justifican” la homosexualidad, también puedo decir que los cuervos són monógamos de por vida y esto justifica el matrimonio heterosexual indisoluble.

Y si fuese musulmán, diría que los gallos mantienen unos harenes que harían palidecer de envidia al mismísimo Mahoma y esto justifica la poligamia.

Aquí de lo que se debe hablar es del ser humano, obra de Dios.

Alarico
Alarico
09/05/2017 14:03
No pensaba volver a leer artículo alguno de este Sr. Calderón debido a lo que – supuestamente – escribió en la “carta” anterior. Le he dado otra oportunidad y pienso su con buen criterio. He de manifestar que, sin embargo, en este texto hace una valiente exposición y un lúcido análisis de lo relacionado con la homosexualidad en diferentes especies. Ahora entiendo la razón de no publicar mi descalificativo comentario al anterior artículo. Nota del administrador: Usted representa lo que representan los falsos grupos patriotas manejados por el CNI. Para hablar de este señór usted debería lavarse la boca. Lleva… Leer más »
Xabier
Xabier
09/05/2017 17:34

Quién fue el cafre que lo firma?

Heterofobo
Heterofobo
09/05/2017 16:11

Maaaaaaaadre del amor hermoso…. la caverna vive, por desgracia para muchos.
El odio es un pecado de vuestro Dios, y os va a llevar al infierno, allí el Diablo os va a sodomizar y os va a convertir en homosexuales, y os va a gustar, cochinos, viciosos.
Y entonces seréis doblemente castigados porque disfrutaréis con lo que más odiáis.

Heterofobo
Heterofobo
09/05/2017 19:09

A ver, queridos amigos que luchais contra la ilustración de la mente, yo sé que en vuestro diminuto cerebro existe algo de intención de conocer, habréis de saber que, antes de la INVENCIÓN, de vuestra religión, la homosexualidad existía! ha existido siempre, los textos de la Grecia y Roma clásica así lo atestiguan. Y si creéis en un panfleto que fue inventado en el año 400 dC, porqué no creéis en múltiples textos anteriores?
Abrid un poco la mente, viajad, y por favor, dejad de odiar al prójimo que vuestro Dios se va a cabrear.

Requiario
Requiario
09/05/2017 23:41

El señor Calderon le ha dado razones científicas, yo religiosas. Usted haga lo que quiera con su libre albedrío, pero ya sabe que lo que hace está mal. Y Sí, el mal y el bien existen, la verdad y la mentira también, son absolutos e inopinables, por más que os gustara que no.

Aunque practicasen la sodomía todas las civilizaciones antiguas, que es falso, aún así no por eso dejaría de ser una desviación del comportamiento natural, no es sano ni para el individuo ni para la sociedad y sí ofende a Dios.

wpDiscuz