06/05/2017
José L. Román | 4168 lecturas

El asesinato de un bebé ya no merece ser portada en los medios

Compartir
Tags

Paradójicamente, ha tenido más seguimiento mediático el autobús de Podemos y toda su “corte de honor”, que por ejemplo, el bebé que apareció muerto el pasado 19 de abril de 2017 en la planta de residuos de Valdemingómez.

Este tipo de sucesos tan execrables, no es que ya han dejado de ser portada en los medios informativos, sino que se muestran como un rutinario y común anuncio por palabras.

Resulta curioso que tenga más repercusión en los medios informativos las gilipolleces que vomitan los asesores del criminal dictador chavista venezolano, que los bebés que están siendo asesinados y arrojados a contenedores de basura en cualquier punto de nuestra geografía.

Se trata de una violencia que no preocupa para nada a nuestros dirigentes políticos y sus medios informativos, éstos andan más preocupados por la visita de Rajoy y del rey a Cuba, la comparecencia de don Mariano ante el juez, o las declaraciones que puedan hacer las señoras Aguirre o Cifuentes tras la detención de Ignacio González.

Una violencia que puede ser ocultada ante nuestros ojos pero no ante los de Dios. Se trata de una violencia inhumana, cruel y sanguinaria que, a diferencia de la que se lleva a cabo en los estadios de fútbol o en las calles de nuestro pueblo, no es digna de ningún tipo de movilización ni protesta, es más, nadie ha sido capaz hasta ahora de ponerle un apelativo como por ejemplo, el que el poder mediático ha decidido otorgarle a esa violencia que se ejerce “exclusivamente” contra las mujeres, y que denominan “terrorismo machista”.

A mí, la que verdaderamente me preocupa no solo es aquella violencia sino ésta, porque a ésta no se le da publicidad; porque se oculta o se pasa por alto; porque se ejerce todos los días contra bebés y niños de muy corta edad salvajemente asesinados, y de cuyos crímenes pasan de puntillas todos esos grupos que perfectamente organizados reivindican el derecho a la vida de las cucarachas.

Solo cuatro apuntes bastarían para señalar la magnitud que esta otra violencia alcanza, aunque no sea merecedora de portadas ni editoriales:

En 2005, mientras se preparaban en Madrid los bombos del sorteo de la Lotería de Navidad, un operario de la planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos de Crevillent (Alicante), descubrió el cuerpo sin vida de un bebé recién nacido.

En junio de 2013, una mujer dio a luz en su domicilio de Orihuela (Alicante), y tras cortar el cordón umbilical metió al recién nacido en una bolsa de plástico y lo lanzó al patio de luces del edificio.

En octubre de 2014 en la plataforma de uno de los vagones del ferrocarril que realiza el trayecto Barcelona-Almería, los trabajadores de Adif hallaron el cadáver de un bebe.

En noviembre de 2014, otra vez los trabajadores de la empresa Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) que estaban realizando tareas de desbroce de maleza en Oviedo, encontraron una maleta que contenía el cadáver de un niño de dos años.

En abril de 2015, dos menores -un bebé de 18 meses y otro de 10 años- fueron arrojados por su madre a través de una ventana en la localidad toledana de Recas.

En julio de 2015, la Guardia Civil rescataba a otro bebé que fue arrojado por su madre a un contenedor de basura soterrado, en el municipio madrileño de Mejorada del Campo.

En septiembre de 2015, y mientras el mundo se escandalizaba y conmovía por la tragedia del niño sirio cuya fotografía ocupó las portadas, pantallas y emisoras de todos los medios, un trabajador español hallaba el cadáver de un bebé en una planta de reciclado del Polígono de La Cartuja en Zaragoza.

En enero de 2017, el cuerpo sin vida de un bebé de unos siete meses fue localizado en una planta de tratamiento de residuos situada en Lousame (La Coruña).

Podría continuar la interminable lista de crímenes de recién nacidos y de niños inocentes de corta edad, hasta conseguir una publicación por entregas. Crímenes que insisto, no han sido dignos de portadas de periódicos ni de editoriales rigurosos y contundentes, ni por supuesto han merecido una sola movilización de los que sí lo hacen para oponerse al consumo de la Coca-Cola.

Un país donde los ciudadanos acuden a las urnas sin rechistar para insistir en elegir a los que los exprimen y los saquean, pero NO mueven un solo dedo contra los asesinatos de niños indefensos recién nacidos y que son abandonados en contenedores de basura, ferrocarriles y aledaños, es un país tan deshumanizado, tan vulgar, y de ciudadanos tan mediocres, que tiene los representantes políticos que se merece.

 

Comentarios

8 comentarios en "El asesinato de un bebé ya no merece ser portada en los medios"

Notifícame de
avatar

Ordenar por:   el más nuevo | el más antiguo | el más votado
Patriota cántabra
Patriota cántabra
06/05/2017 12:06

Y mientras a las españolas se las anima a renegar de su instinto natural para la maternidad, las hordas invasoras venga a procrear como bestias. Todavía no sé de ninguna femiestalinista hablando de las “bondades” del aborto a las conejas agarenas y negras. ¡Qué tristeza me dan estas noticias!, espero que a esas “mujeres” les esperen muchas noches de insomnio para el resto de su vida.

Sahuquillo
Sahuquillo
06/05/2017 9:39

Es evidente la falta de una nueva formación que se enfrente a la extrema izquierda sin miedo ni complejos; que intervenga las regiones separatistas; y que acabe con el bipartidismo y sus oficinas de colocación como son las autonomías políticas.
Una vez hecha la limpieza y con el panorama despejado de los que se oponen a la cadena perpetua y a dar vida y sentido a los criminales, les aseguro que en España ya no saldrá gratis el asesinato. O sea, que volverá a reír la primavera.

EL OCCIDENTAL
EL OCCIDENTAL
06/05/2017 14:20

Esto viene a raíz también de que ya para la ley un ser humano fuera del vientre materno menos de 24 horas no es humano.
Es un problema que comienza también con el tema del aborto que se permite hasta la semana 14 en España, algo aberrante porque en esa semana el feto ya sufre al ser cercenado con el estilete.
En fin que así estamos, y que conste que yo no estoy a favor de aborto en ningún caso, pero desde luego no puedo estar a favor de una ley de plazos, al menos de supuestos.

Lola
Lola
09/05/2017 8:47
Las “cultas” civilizaciones griega y romana se extinguieron cuando la sodomía, la pederastia y el asesinato de niños, junto con el aborto, se instauraron como “derechos”. Los clásicos narran cómo se embozaban las alcantarillas romanas por la cantidad de bebés recién nacidos asesinados y cómo en las letrinas romanas y griegas ahogaban los gritos de los niños en las aguas fecales mientras los estaban sodomizando “los progres de la época”. No esperen Uds. otra cosa de esta “civilización” actual. Se repiten todos y cada uno de los patrones. El resto lo hace la invasión parasitaria. Exactamente igual que en la… Leer más »
Rufino Sánchez
Rufino Sánchez
09/05/2017 21:28

¡Magistral comentario! Enriquecen y ennoblecen este medio. Muchas gracias

whisky_doble
whisky_doble
06/05/2017 16:41

Es horrible

Unomás
Unomás
06/05/2017 14:16
Ya estamos pagando, y lo que nos queda por pagar, nuestra mediocridad, nuestra estupidez y nuestra cobardía. En España llevamos ya 40 años de dictadura de la mentira y parece que no nos hemos hartado bastante, pues sigamos hasta que reviente la mula. Pero dejemos una cosa clara; nosotros los peones, la plebe, no hemos sido los artífices de este desaguisado, ni los ideólogos, ni los inductores, ni los autores intelectuales. Hemos sido los sujetos pasivos, a veces cómplices, tontos útiles… Pero los autores de esto están en la cima de la pirámide, esta es su obra, y deben pagar… Leer más »
Esperanza
Esperanza
06/05/2017 12:16

Pero el ultra del Betis hasta que pase el domingo y las elecciones en Francia si, los directores de informativos se deben pensar que el coeficiente de la mayoría no llega a dos cifras, bonita manera de hundir la publicidad y reducir el ya decadente público de la caja de las tontadas. No está lejos el futuro de la información de verdad sin manipulaciones sin ocultar la realidad sin intentar moldear cerebros para servir a los fondos de inversión.

wpDiscuz