17/04/2017
REDACCION | 4512 lecturas

Un marxista ligado al terrorismo y un negro supremacista de religión musulmana lideran el Partido Demócrata de Estados Unidos

A la izquierda, Tom Pérez; a la derecha, Keith Ellison

A la izquierda, Tom Pérez; a la derecha, Keith Ellison

Armando Valladares/Especial para AD.- El Partido Demócrata, cuando fue elegido John F. Kennedy era un Partido donde primaban los intereses y valores que han hecho grande a Estados Unidos. Los demócratas de entonces respetaban la Constitución, las Leyes, eran patriotas, estaban orgullosos de su historia, de la decencia, se respetaban las instituciones y cuando el país estaba en peligro, por encima de partidos, los norteamericanos se unían y miraban juntos hacia el futuro porque los identificaban los valores cristianos sobre cuyos cimientos se fundaron los EEUU.

Pero desde la elección de Bill Clinton y su esposa, el Partido Demócrata comenzó a desintegrarse moralmente, contagiado quizás por la pareja más inmoral que había ocupado la Casa Blanca. De aquel Partido solo queda el nombre. Valores ajenos a la Libertad, ideologías totalitarias y antinorteamericanas se han apoderado del mismo y el objetivo es la destrucción de esta Nación.

Basta para demostrar lo que escribo aquí, el resultado de la elección de los nuevos líderes del Partido Demócrata: Eligieron a Tom Pérez, hispano de origen dominicano como presidente y al congresista negro-musulmán Keith Allison como videpresidente. ¿Quién es Tom Pérez? Un marxista que fue presidente de la “CASA Maryland” Casa de Maryland: (Central American Solidarity Association) , una organización radical de extrema izquierda, que disponía en el 2007 de un presupuesto de 31 millones de dólares, y una instalación de 20,000 pies cuadrados, con más de 250 empleados y que ofrecía respaldo a decenas de organizaciones comunistas todas enemigas de EEUU y en favor de la destrucción de este país.

Tom Pérez

Tom Pérez

Esta organización recibió 1.5 millones de dólares del dictador venezolano Hugo Chávez. También recibía donaciones de CITGO, propiedad entonces de la dictadura venezolana y miembro de la CASA. Soros , el húngaro que ha jurado destruir EEUU, también es un donante a la CASA. Otros afiliados de esta Casa Maryland que dirigía Tom Pérez son el FMLN, las guerrillas comunistas del Salvador, el Partido Comunista de USA (CPUSA), las Maras Salvatruchas(MS-13) que ofrecieron 50,000 Dólares a quien asesinara un policía de ICE, (Tom Pérez era director cuando SE PRODUJO esa oferta)

Otra “afiliada” es ACORN, aquella organización demócrata que instruía a los ilegales para cometer fraude y votar en las elecciones. Su directora, la demócrata, Bertha Lewis proponía el socialismo para EEUU.

La organización terrorista de los Hermanos Musulmanes, también pertenece a La CASA Maryland. También forma parte de ese aquelarre Code Pink/Global Exchange, que ofreció seiscientos mil dólares($600.000.00)a los terroristas que peleaban contra los Marines norteamericanos en Fallujah, Iraq. El Comité de Solidaridad con el pueblo del Salvador (CISPES) fundado y dirigido por líderes comunistas salvadoreños; El American Friends Service Committee(AFSC), esta organización comunista, planteaba el desarme unilateral de los EEUU. Todosfueron fundadores de la CASA de Maryland.

Esta CASA Maryland, mantiene además vínculos con los Servicios de Inteligencia de Cuba, China, Rusia e Irán y con unas otras cincuenta organizaciones marxistas, de extrema izquierda y enemigas de los EEUU.

Tom Pérez durante siete años director de esta organización de Maryland que agrupa a organizaciones extremistas y radicales de izquierda. Tom Pérez cooperó con ellas, las ayudó en sus propósitos organizándoles conferencias y todo tipo de actividades, ofreciéndoles apoyo económico para sus actividades subversivas contra EEUU.

No puedo explicarme cómo es posible que una organización como CASA de Maryland no llamara la atención al FBI como un centro de subversión contra la Seguridad Nacional. Esto es solo una parte de las actividades del nuevo presidente del Partido Demócrata. En 2010 fue el promotor de un acto protagonizado por las Nuevas Panteras Negras, quienes impidieron violentamente que los blancos votaran en Philadelphia.

Ya en el Departamento de Justicia, en el 2011, lideró el movimiento para impedir que Carolina del Sur y Texas exigieran identificación a quienes iban a votar. Esta ha sido una obsesión de siempre, pero solo de los demócratas, y es para cometer fraude, para que los ilegales voten por ellos.

El elegido videpresidente del Partido Demócrata, Keith Ellison, es congresista por Minnesota, de raza negra y de religión musulmana.

Rechaza la Biblia y juró su cargo sobre un Corán, que como se sabe dicta la vida y costumbres de los musulmanes. Por ejemplo, lanzar a los homosexuales desde lo alto de los edificios, pegar a las mujeres para disciplinarlas… Como musulmán cree en la sharia y declaró que no respeta ni cree en la Constitución norteamericana porque su redacción fue inspirada en la Biblia.

Ellison pertenecíó a la organización Nación del Islam, con su entrañable camarada Farrakhan. Ayudó a éste a organizar la Marcha de 1995 (Million Man March). Ellison estaba vinculado a grupos terroristas como la Hermandad Musulmana. Una de sus más polémicas acusaciones (ver video en Internet) fue la de acusar al presidente Bush (hijo) de haber ordenado el derribo de las Torres Gemelas en conspiración con los judíos.

Presionado por el bloguero republicano Michael Brodkorn, que publicó artículos y fotos que lo mostraban como miembro de la Nación del Islam, renunció a ella para aspirar al Congreso. “El fin justifica los medios”.

Durante años organizó recaudaciones para la terrorista Sara Jane Olson, miembro del movimiento comunista Ejército Simbiótico de Liberación. Fueron los que secuestraron a Patricia Hearst. Sara Jean Olson fue arrestada en el 1999 acusada de poner bombas en dos coches de policía. En una declaración a Pioneer Press Ellison declaró que la persecución y arresto de la terrorista era por razones políticas, por sus ideas, las mismas de él.

También defendió a Assata Shakur que asesinó a un policía y lucha actualmente contra las peticiones de extradición de esta convicta refugiada en Cuba. La defensa de terroristas ha sido una constante en este vicepresidente del Partido Demócrata.

También defendió a Bernardine Dohrn, líder terrorista de Weather Underground, la esposa del también terrorista Bill Ayers, ambos amigos entrañables de ex presidente Obama. Fue en la casa de estos terroristas donde Obama inicio su carrera política.

En la pasada administración de Obama, el Partido Demócrata se radicalizó tremendamente. Al frente de las manifestaciones del Partido ondeaban las banderas rojas de la hoz y el martillo, pancartas con fotos del Che Guevara, banderas extranjeras y la norteamericana, pero al revés y bajo otras banderas.

Los dirigentes del Partido noquisieron evitar que eso sucediera. No había fuerza moral porque el propio Presidente Obama tenía a Van Jones, miembro activo del Partido Comunista, como uno de sus asesores principales.

La chusma ideológica, los terroristas, comunistas, musulmanes radicales y toda la escoria de este país cuyo objetivo es destruirlo, se sumaron a las huestes del Partido, con el silencio cómplice de los líderes y se fueron apoderando del mismo. El resultado de todo ese plan se vio en esta última elección para elegir a los que dirigirán el nuevo Partido Demócrata-marxista-musulmán.

Cuatrocientos treinta y cinco delegados debían elegir entre los dos aspirantes, cuyas biografías he compartido con ustedes en este artículo. Dos enemigos de los EEUU, dos hombres cuyo objetivo, través de sus vidas ha sido destruir esta sociedad cristiana y convertirla en un país marxista. Dos candidatos racistas, que desprecian, ignoran la Constitución y la Historia de esta Nación, que han sido y son aliados de todos los movimientos terroristas del mundo, con los que han compartido el odio a EEUU, a sus leyes. Ambos se complementan en sus frustraciones y odio a la Biblia, amantes de las doctrinas extranjeras y de todos los movimientos subversivos que han querido destruir la sociedad norteamericana. Recuerden aquella frase del expresidente Obama: “este es el mejor país del mundo, ayúdenme a cambiarlo”. Si era el mejor, ¿por qué cambiarlo? Porque quería hacerlo socialista. Pero salió Trump.

La elección del nuevo presidente del Partido Demócrata fue reñida, parecía que iba a ganar el congresista musulmán Keith Ellison, pero hubo una protesta interna de judíos demócratas que amenazaron con abandonar el Partido si el antisemita Ellison era elegido. Los 447 delegados determinaron que Pérez tenía que ganar, y así fue. Este gano con 235 votos y Ellison recibió 200.

El Partido Demócrata promueve la radicalización de los musulmanes en Estados Unidos

El Partido Demócrata promueve la radicalización de los musulmanes en Estados Unidos

Solo se emitieron 439 votos. Ocho delegados no votaron. No aceptaban a ninguno de los dos. Conocían bien sus antecedentes políticos e ideológicos. Doscientos delegados dieron su apoyo a Keith Ellison, el que juró sobre el Corán, que desprecia la Biblia y la Constitución y quiere, como buen musulmán, sustituirla por la ley Sharia. El nuevo vicepresidente del Partido es defensor de los terroristas que asesinaron policías norteamericanos.

El otro candidato Tom Pérez, el que durante siete años dirigió la CASA de Maryland, organización marxista fundada por los movimientos comunistas de América Latina, el que cobijó, financió, apoyó y protegió a decenas de organizaciones terroristas que forman la citada entidad, recibió 235 votos para convertirse en el presidente y guía ideológico y “espiritual” de todos los casi cincuenta millones de demócratas que hoy tiene el Partido en sus filas.

¿Conocerán estos millones de demócratas patriotas y amantes de la Libertad, de la propiedad privada, de la democracia representativa, quienes son ahora sus nuevos jefes?

Tengo decenas de amigos demócratas, algunos están teniendo un verdadero conflicto por discrepar diametralmente del pensamiento e ideología de estos nuevos líderes de su Partido y de sus planes para destruir los EEUU. Algunos ya se han convertido en independientes.

Millones de militantes del Partido demócrata, obreros, la gente de a pie, no conocen la historia de Tom Pérez y de Keith Ellison, los que si la sabían fueron los 439 delegados que los eligieron.

Los que vayan conociendo las actividades políticas e ideológicas de estos nuevos “jefes” del Partido Demócrata y continúen en sus filas, pasarán a la Historia como cómplices de estos enemigos de esta gran Nación, porque serán como ellos.

 

 

Comentarios

5 comentarios en "Un marxista ligado al terrorismo y un negro supremacista de religión musulmana lideran el Partido Demócrata de Estados Unidos"

Notifícame de
avatar

Ordenar por:   el más nuevo | el más antiguo | el más votado
Evolucionista
Evolucionista
18/04/2017 1:51

Para destruir la identidad de las sociedades Blancas y su cultura estos dos especímenes son ideales. Por eso han sido elevados desde las cúpulas de poder lacayo judeomasónico de la Escuela de Frankfurt.

Dardo
Dardo
17/04/2017 21:37

No salgo de mi asombro. Pero la trayectoria en pro de los derechos humanos de Armando Valladares es un aval de credibilidad.

Whisky_Doble
Whisky_Doble
18/04/2017 14:54

El nuevo Obama y en este su caso, con su marido

Avi
Avi
18/04/2017 14:08

Cómo norteamericano, veo estos sucesos con buenos ojos: esto acelera el proceso del desarrollo de la identidad política de los americanos y el abandono del partido demócrata de los que no entendían lo que ya es.

Frédéric
Frédéric
18/04/2017 22:16
wpDiscuz