17/03/2017
REDACCION | 4402 lecturas

Detenido un concejal socialista de Valdemoro por amañar un matrimonio de conveniencia

La Guardia Civil ha detenido al concejal de Valdemoro Manuel Antonio Arenas García por, presuntamente, haber falsificado un acta matrimonial en favor de su primo, que aparecía como uno de los contrayentes. El edil, que cuando ocurrieron los hechos era el portavoz del PSOE en el Pleno municipal, se encuentra desde hace menos de dos meses en el grupo de no adscritos de la Corporación. Se le acusa, además, de los delitos de estafa y usurpación de funciones públicas, precisaron fuentes de la investigación. Hay otras cuatro personas arrestadas.

Las pesquisas de la denominada operación Desposados arrancan este 19 de enero. Ese día, una mujer, supuestamente una de las falsas cónyuges, se presentó en el Registro Civil de la ciudad valdemoreña. Pidió que le entregaran el libro de familia en el que aparecía con su marido, para que constara oficialmente que estaban casados. Para ello, entregó el acta de la boda, celebrada el 25 de junio de 2016. Sin embargo, la persona encargada del trámite se percató de que el documento había sido modificado. En definitiva, que era falso. Además, el número de expediente se correspondía con otro en el que figuraban otros contrayentes y que ya estaba inscrito en el Registro. Y se dio parte al juzgado, que ordenó a la Guardia Civil que iniciara una investigación.

Misma fecha y encabezado

Los agentes analizaron la documentación y descubrieron que el expediente matrimonial estaba alterado. Se había realizado una fotocomposición en la que, efectivamente, figuraban el número, la fecha de la boda y el encabezado literal de la ceremonia original, la que ya obraba registrada de manera legal. Los presuntos defraudadores habían utilizado ese papel como modelo y simplemente habían cambiado el nombre de los novios, los testigos y el concejal que había oficiado la boda. En este caso, el concejal Manuel Antonio Arenas García, de 31 años.

Comparando el papel verdadero y el falso, también quedaba de manifiesto que las firmas que aparecían en el segundo eran las del los cinco protagonistas de esta historia, los mismos que han sido detenidos en la operación policial. También figuraban el sello del Grupo Municipal Socialista y el nombre del partido junto al escudo de la ciudad, que tampoco aparecían en el expediente de la boda original. De ello subyace el presunto delito de falsedad de documento público.

Este rocambolesco asunto, sin embargo, no queda ahí y cuenta con más ingredientes de una trama berlanguiana. Porque, además, se da la circunstancia de que tanto el concejal como el novio y uno de los testigos son primos. Y, para más inri, ha quedado constatado que aquel 25 de junio de 2016 y a la hora en que supuestamente se habría celebrado el enlace matrimonial, la sede consistorial llevaba seis horas cerrada. La Guardia Civil lo ha confirmado tras tomar declaración a los empleados del Ayuntamiento como a través de las papeletas de servicio de la Policía Local (que custodia el edificio) y de la documentación recabada al responsable de actos.

El delito de usurpación de funciones públicas dimana del hecho de que la falsa boda de conveniencia no fuera tramitada previamente por el Registro Civil y, por lo tanto, sin la autorización de la juez de la que depende, ni del alcalde (que es quien faculta a los concejales para casar), y sin, por supuesto, abonar las correspondientes tasas.

Vacaciones pagadas

El delito de estafa se acredita, según los investigadores del Equipo de Policía Judicial del Puesto de Valdemoro, porque el novio, aún teniendo perfecta conciencia de que la boda no se había producido, solicitó a su empresa el permiso por enlace matrimonial; de este modo, consiguió las vacaciones pagadas. La jugada, en principio, le había salido maestra… Pero finalmente fue detenido, junto con la novia y los dos testigos. El martes cayó en manos de la Guardia Civil la última pieza del puzle, la más importante:el concejal que se encargó, supuestamente, de pergeñar todo el ardid delictivo.

El edil Manuel Antonio Arenas Rivas, ferviente partidario de Pedro Sánchez, fue expulsado del PSOE con otros dos compañeros de filas hace dos meses y medio por criterios políticos.

 

Comentarios

Sé el primero en comentar

Notifícame de
avatar

wpDiscuz

Comentarios recientes