La causa de Barberá en el Supremo, abocada al archivo – Alerta Digital