«El abrazo», el primer gesto de reconciliación – Alerta Digital