¿Cómo se atreven a poner en cuestión la «democracia» estadounidense tan pulcra y transparente? – Alerta Digital