Se niegan a reconocer el fracaso y la farsa de la democracia española – Alerta Digital