El alumno catalán agresor podría acabar la ESO en un centro de menores – Alerta Digital