Elecciones 2015: hacia la democracia del relativismo partidocrático – Alerta Digital