Los proetarras reciben 225.000 euros del Estado español, al que acusan de «antidemocrático», «represor» y «fascista» – Alerta Digital