16/04/2013
REDACCION | 346 lecturas

​¿DÓNDE ESTÁN LOS CHICOS​?

Claire de Gatellier.- Las estadísticas hablan. Algunos números tomados al azar: las 2/3 partes de los jóvenes que acaban el sistema educativo sin ninguna cualificación son chicos. ​En Medicina el 62% de los títulos de doctorado corresponde al sexo femenino. En la Escuela Nacional de la Magistratura el 82% son mujeres. En Veterinaria, en 2012, el 80% de los estudiantes fueron chicas, en el conjunto de la enseñanza superior son el 56%. 86% de mujeres y 80% de hombres de entre 20 y 24 años son titulares de un diploma de segundo ciclo de la enseñanza secundaria. Únicamente en las escuelas de ingenieros, de tecnología o de informática, los chicos son ampliamente mayoritarios…, ¿pero por cuanto tiempo? Los informes internacionales Pisa y Eurydice subrayan el retraso de los chicos frente a las chicas. Eurydice habla incluso de crisis de la masculinidad.

​En el recorrido escolar, desde el comienzo, los chicos están retrasados en lectura y escritura y forman la mayoría de los efectivos para alumnos en dificultades o con comportamiento violento. Más a menudo que las chicas, son objeto de una “orientación” en ciclo profesional. Las chicas son mejores en lengua francesa, prácticamente iguales con los chicos en matemáticas. En resumen: el fracaso escolar es asunto mayoritariamente de chicos.​

​Nos felicitamos, claro está, del éxito de estas señoritas en sus estudios, ¿pero como explicar esta “superioridad” sobre los chicos?

​Jean-Louis Auduc, autor de un libro “Sauvons les garçons”​ (“Salvemos a los chicos”) no duda en hablar de “fractura sexuada”, que considera más importante que la fractura social. Según él, en el bachillerato, las chicas provenientes de entornos desfavorecidos obtienen resultados equivalentes a los de los chicos de entornos favorecidos. “Cuando sabemos que hay cuatro veces más suicidios de chicos que de chicas, comprenderemos que es tiempo de hacerse las preguntas oportunas. La tendencia podría invertirse y después de los planes quinquenales para la promoción de la mujer y la igualdad de los géneros podría ser que el feminismo se vuelva del todo pasado de moda y llegue la hora de la promoción de los chicos.

​¿Qué sitio queda hoy para los chicos, y más generalmente, para los hombres? Cuando todo es juzgado, pensado y pesado con la mediada de la compasión y del sentimiento, cuando el principio de precaución se ha convertido en norma y que se tiene el riesgo cero por toda ambición, cuando las mujeres quieren ser idénticas a los hombres y que las madres llevan al Estado ante un juzgado porque sus hijos han caído en combate, en resumen, en una sociedad feminizada y castradora​, se puede entender que los hombres se sientan de más y se refugien, unos en la homosexualidad, otros en la afirmación de si por la violencia gratuita o incluso en la fascinación de un islam viril y dominante.

​La​ Comisión Europea admite: “Los investigadores critican la fuerte feminización de la profesión de docente, ya que esa tendencia favorece a las chicas y puede finalmente ser responsable de bajos resultados escolares en los chicos”, pero toma sin embargo distancias: “Tratándose de las ventajas potenciales ligadas al hecho de contar más docentes del sexo masculino en las escuelas, no hay ninguna prueba clara de la influencia benéfica de una repartición más equilibrada de los sexos en términos numéricos entre los docentes sobre los resultados de los alumnos. Únicamente los docentes (hombres y mujeres) que cuestionan su propio papel de género y el de sus alumnos pueden generar un cambio”.

​En esta sociedad feminizada, ¿cuales son las figuras del Padre al cual estos adolescentes van a poder identificarse o ser confrontados para “crecer”?​ El 90 % del cuerpo docente es femenino, los asistentes sociales y magistrados representantes de la Ley, lo que es tradicionalmente el papel del padre, son en su mayoría mujeres. En las familias, muy a menudo el padre está ausente, o reemplazado por un tío o un abuelo. Cuando el padre existe, no se interesa por las tareas escolares y es más bien asimilado al ocio del fin de semana.

En un análisis muy severo sobre la feminización de nuestro mundo occidental, Paul-François Paoli muestra como las feministas han llevado a cabo una intensa campaña de culpabilización de los hombres: “Han querido la piel del hombre: la han obtenido. Ahora cosechan la miseria de sus hijos depresivos, perdidos y neurasténicos (3 o 4 veces más suicidios de chicos que de chicas, no lo olvidemos). Se les pide hoy a los hombres que “expresen sus emociones, que tengan menos pelos en el cuerpo, que sean compasivos y que sepan llorar”. ¿Pero quién encarnará la Ley, la fuerza, la virilidad cuando todas esas ideas se hayan vuelto sospechosas? Paoli se preocupa más todavía por los hijos de la inmigración que pertenecen a una cultura que exalta la virilidad y en la cual la autoridad del padre es incontestable. Ve ahí una explicación a la seducción del islam y a la violencia de una juventud que no sabe ya a qué autoridad referirse.

​La escuela mixta no es necesariamente una mala cosa, pero ha sido introducida precipitadamente y por malas razones. Se trataba entonces de problemas de gestión y de demografía escolar. El impacto pedagógico de una educación indiferenciada no fue siquiera tomada en consideración. ​Sin embargo, pareciera que se haya hecho en beneficio de las chicas frente a los chicos.​

​¿Cuantas veces oímos decir: “La presencia de las chicas “suaviza” a los chicos y los obliga a comportarse más correctamente”? ¡Pero nunca se oye decir: “La presencia de chicos “endurece” a las chicas y las vuelve menos arpías”!​ Una vez más, ¿a quienes les pedimos cambiar y adaptarse? Solamente a los chicos. En realidad, se espera de ellos que sean menos… chicos. El informe Eurydice reconoce que el punto débil de las medidas actuales residiría en el hecho de que se concentran esencialmente en las chicas. De tal manera, mientras el interés de las chicas por la tecnología suscita mucha atención, nos interesamos menos a los chicos y a su eventual acceso a las profesiones relacionadas con los cuidados médicos. Sin embargo, los roles de género no pueden ser puestos en cuestión de manera eficaz más que si el cambio se hace en los dos sentidos. Pero: “Las iniciativas de orientación sensibles a la dimensión de género tienen tendencia a centrarse más a menudo en las chicas que en los chicos”.

​Las mismas exigencias escolares​, cuando son demasiado indiferenciadas para convenir a los dos géneros aventajan más a las chicas que a los chicos. A diferencia de madurez desigual se les pide lo mismo a ambos (las chicas maduran antes). Los chicos puestos públicamente en estado de inferioridad compensarán esa situación en el terreno que la naturaleza les deja: la fuerza física, pero utilizada de mala manera porque estará movida por el resentimiento, ámbito muy favorable a la marginalización y a la delincuencia. En el mejor de los casos, la escuela se convierte para ellos, en “un asunto de chicas”, entonces se desinteresan y su desasosiego acerca de su nidentidad no hace más que agravarse.

​La búsqueda ansiosa y constante del riesgo cero​ (riesgo físico claro está, ya que el riesgo sicológico y moral nunca es tenido en cuenta) conduce a los chicos, que tienen, a diferencia de las chicas, necesidad de probar sus fuerzas físicas hasta sus límites en el desafío, la competición, la aventura y el riesgo calculado, a frustraciones peligrosas.

​A fuerza de querer la igualdad de los sexos entendida en el falso sentido de “uno puede estar en el lugar de otro y viceversa” (o bien: “intercambiabilidad”), poco a poco los hombres se borran discretamente y dejan completamente el lugar a las mujeres. Eso es un hecho en las pequeñas como en las grandes cosas. En el campo de la moda se puede verificar esa tendencia: antaño los hombres llevaban pecheras de encaje, mientras que las mujeres lucían sus vestidos con cintas y demás perifollos. Después las mujeres se pusieron a copiar a los hombres y a llevar ellas encajes. Entonces los hombres renunciaron a los encajes y apareció la corbata. Cuando en las iglesias fueron admitidas las niñas como monaguillos, poco a poco los sirvientes de la misa se fueron y pronto no hubo más chicos como monaguillos. Hoy en día no vuelve a haber monaguillos más que ahí donde no hay más que chicos. Pasa lo mismo con los oficios. Los chicos se alejan de la función pública ya que para ellos es un trabajo de mujeres. En la lista de profesiones feminizadas, cuando la cantidad de mujeres sobrepasa el de los hombres, gracias a la política de igualdad de sexos, de cuotas y demás, el movimiento no ha podido pararse y los hombres se alejan de esas ocupaciones.


¿Qué hacer entonces?​ ¿Hay que resignarse y contentarse con calmar el resentimiento, la depresión o la agresividad (reprimida o no) de nuestros hijos a golpe de Ritalin (metilfenidato, también abreviado como MFD, es un​medicamento psicoestimulante aprobado para el tratamiento de trastorno por déficit de atención con hiperactividad) cuyo uso empieza a banalizarse​​?​ ¿Seguir constituyendo “cursos de apoyo” y estructuras ad hoc únicamente poblados de chicos, lo que refuerza todavía más su sentimiento de inferioridad? ¿O cómo pretenden algunos, ya que los chicos no están adaptados a la escuela, adaptar la escuela a los chicos? ¿En otras palabras, aceptar poner en tela de cuestión una cierta cantidad de ideas recibidas sobre el informe entre la mixidad o la diferencia de sexos y la igualdad?

Jean-David Ponci, doctor en filosofía de la biología, experto en educación acerca de las organizaciones internacionales y delegado de la European Association Single Sex Education, comenta así estas cuestiones: “La influencia de la escuela sobre la fundación de una sociedad igualitaria no depende de la separación física de los chicos y las chicas, sino del contenido de la enseñanza. Asociar la mixidad a la igualdad y la no mixidad a la desigualdad es una simplificación desastrosa”. Sin embargo, aunque la no mixidad no resuelve todos los problemas, sobre todo si no está mejor pensada que la mixidad, sin embargo podemos decir que en términos de igualdad de los sexos” la mixidad escolar ha fracasado. (…). En nombre de la neutralidad laica, el sistema educativo no deja ningún lugar a las diferencias”.

​El primer remedio sería reconocer de una vez por todas que un chico y una chica, un hombre y una mujer, serán iguales pero no son similares.​ ¡Basta de teoría de género! Si una vez llegados a la edad adulta, los hombres quieren jugar a ser mujeres y a las mujeres creerse hombres, es su asunto, pero dejemos por lo menos a nuestros hijos la oportunidad de crecer de acuerdo a las reglas que la naturaleza ha otorgado a la diferencia. Eduquémoslos, ayudémoslos a crecer y a construirse conforme a lo que son y lo que está inscrito en el código genético de cada una de los miles de millones de células que lo componen. ¿Estudios de género? Si, pero estudios realistas no ideológicos. Si es para estudiar la naturaleza del hombre y la mujer, sus talentos y sus necesidades, tanto en la historia como en las sociedades contemporáneas, para que todos encuentren su lugar en una sociedad más armoniosa y más justa posible, entonces SI. Pero si es para oponer a los unos contra los otros en una carrera para los cargos y los poderes, mediante cuotas artificiales, o para negar su diferencia y su naturaleza y mezclar una humanidad cada día más anónima y estéril, entonces decimos NO. No nos dejemos seducir, bajo el pretexto de la igualdad de los géneros, por una lucha estéril contra la masculinidad.

​No es necesario, a estas alturas, demostrar la importancia del papel del padre. Todos los grandes sociólogos, pediatras, siquiatras y filósofos han demostrado como el padre, al estar presente al costado de la madre, despega al niño de las faldas de su madre y le hace tomar conciencia, a la vez de sus límites y de su individualidad. el padre encarna la Ley, lo que es externo y que se impone en oposición a la afectividad subjetiva de la madre. Al llegar como un tercer elemento en la relación inicial entre la madre y el niño, el padre le abre a este el camino a la alteridad. Esa etapa permite la relación con el mundo y los demás Para el chico, el padre vuelve posible el proceso de identificación que necesita para crecer. El padre confirma al niño en su masculinidad y revela a la niña su feminidad.

Los adolescentes tienen necesidad de modelos masculinos para convertirse en hombres. Pero estos ya no existen más que en el mundo del deporte. Y no siempre. Según Eric Zemmour, estos deportistas magnifican los “nuevos hombres feminizados”: pendientes en las orejas, ropa refinada, productos de belleza, culto femenino de la apariencia, mucha depilación… En su ensayo “El primer sexo”, Zemmour hace el retrato robot del “papá moderno”: “Los hombres modernos son papás gallinas que “empollan”, que cambian pañales, mecen la cuna, dan el biberón… Ellos también quieren ser portadores del Amor y ya no sólo de la Ley. Quieren ser madres en lugar de padres, mujeres en lugar de hombres”.

Es urgente volver a dar al hombre el lugar que le corresponde, aunque eso les disguste a las feministas que no ven en él más que a un macho y un competidor. Para eso, volvemos al punto anterior: subrayar las diferencias ontológicas entre el hombre y la mujer, no para oponerlos sino para acoplarlos, y también animarlos a retomar su lugar en las profesiones de autoridad sobre los niños: la enseñanza, la justicia (por lo menos la de los menores), profesiones sociales y educativas diversas, y revalorizar la autoridad paterna.

​En este mundo asexuado, ¿qué les queda a los chicos obsesionados por las necesidad de afirmar su virilidad? Las experiencias sexuales y la violencia o la delincuencia. A los chicos, por naturaleza les gusta el riesgo y experimentar sus límites.​ De ahí la necesidad de actividades físicas intensas, de aventuras en las que todo no está sistemáticamente previsto hasta en el menor de los detalles, bordado y organizado. Tienen necesidad de estrés y de competición. El exceso de reglamentación y la judicialización del mundo ñoño actual impide el acceso a la responsabilidad a los jóvenes y desmotiva sus monitores que no saben como entretenerlos de otra manera que no sea poniéndolos a ver un partido de fútbol…en la televisión.

J​ean-​Louis ​Auduc,​ director adjjunto de la IUFM (Insitutos Universitarios de los Maestros)​ cita un estudio que demuestra que cuanto más estricta es la gestión de la actividad en los patios de recreo (prohibición de juegos de pelota, prohibición de saltar y correr), más altos son los riesgos de comportamientos extremos como las paradas voluntarias de respiración o los episodios de juego de la asfixia entre los chicos. Mejor una buena lucha infantil entre equipos rivales, con su violencia contenida, sus reglas y la consciencia clara de que se trata de un juego, antes que hacer solo o en banda el aprendizaje de la violencia.

Por otra parte, es necesario que esa virilidad dentro de una violencia autorizada sea acompañada de una condición que la atempere: hay que desarrollar al mismo tiempo el sentido del honor, la rectitud, la sumisión a la ley y a la autoridad y la atención al más débil. Pero los chicos no son solamente seres llenos de energía para gastar, también son grandes tímidos. Por ejemplo: en la escuela siempre están pendientes de la mirada de las chicas. Muy raramente se atreverán a integrarse en los grupos de teatro o en los talleres de arte si no están entre ellos.

​Como vemos, no se educa a un chico de la misma manera que una chica​. Y eso no significa “reproducir los estereotipos sexuados”, como se suele decir, sino demostrar simple realismo.

Para concitar la atención de los chicos y hacerlos progresar, hay que tener en cuenta sus gustos, sus aptitudes y su madurez. Eso también vale par las chicas, claro está, pero en realidad la escuela mixta se ha convertido en una escuela para las chicas​.

​No se puede exigir lo mismo al mismo tiempo a ambos. Puede haber un desfase en el tiempo, una manera de abordar los temas, exigencias diferentes.​ El Instituto Libre de los Maestros organizó en 2011 una formación sobre la educación diferenciada chicos/chicas. Los distintos intervinientes demostraron uno tras otro, apoyándose tanto en datos científicos como sobre la experiencia, que no se estimula a los chicos y a las chics de la misma manera. Por ejemplo: se logra captar la atención de los chicos privilegiando el movimiento, la acción en Historia (las batallas, los acontecimientos) en Literatura la aventura, en Ciencias la electrónica la mecánica, mientras que las chicas son más sensibles a la vida cotidiana, a la evolución de las sociedades, a la descripción de los sentimientos, a los colores (mapas de geografía). Los chicos son estimulados por el estrés de los exámenes, las chicas son más bien inhibidas por el estrés pero más regulares en su trabajo, teniendo más éxito en control continuo. Y muchas más cosas que son necesarias a todos pero presentadas y abordadas bajo un ángulo diferente según el sexo para permitir a cada cual progresar según sus talentos.

​La mixidad no es un valor absoluto y un mínimo de pragmatismo debería levar a diversificar la oferta. Sin llegar al extremo de denunciar sistemáticamente la mixidad de las aulas, que puede ser provechosa si está bien planificada, parece realista concebir al menos unos tiempos separados en algunas materias, cursos de apoyo que perderían su nombre con connotación peyorativa para convertirse en tiempos de chicos y tiempos de chicas, actividades extra o paraescolares ente iguales, listas de libros aconsejados que hagan la distinción entre loslibros dirigidos más a las chicas que a los chicos.​ Mixidad o no mixidad, sea lo que sea, habría que tomar ejemplo de muchos otros países que han procedido sobre esta cuestión con resultados alentadores. Tal vez dejaríamos de descender, peldaño a peldaño en las calificaciones internacionales. Pero yendo mucho más allá de los concursos y las notas, de lo que se trata en primer lugar es del porvenir, del equilibrio de nuestro hijos y de nuestra sociedad entera.

 

 

Comentarios

110 comentarios en "​¿DÓNDE ESTÁN LOS CHICOS​?"

Notifícame de
avatar

Ordenar por:   el más nuevo | el más antiguo | el más votado
polsrs
polsrs
23/04/2013 13:18

Vaya locura de artículo, madre mía, esto me supera de tal modo que no se ni por dónde empezar a ponerlo a parir.

David
David
23/04/2013 4:15

Que Dios te bendiga niño europeo. Y antes de que me metan en la cárcel por mostrarte los himnos militares que hay en tu país y en el mundo entero, ahí te dejo una muestra de lo que es la verdadera gloria, (que no tiene nada que ver con ganar o perder guerras), sino quizás, con el auténtico honor de haberlas sobrevivido:
[Dios te bendiga niño europeo].

https://www.youtube.com/watch?v=CqyJrr6o3d0

uno que no se calla
uno que no se calla
21/04/2013 9:36

Las mujeres nos superan, está demostrado en la educación.

Los putos machistas que creen que los hombres son mejores ya no tienen excusa para callarse, comerse su patético discurso, y aprender de las mujeres.

Ciruelo
Ciruelo
21/04/2013 17:33

Lo que nos supera realmente, en este país, es el número de huelebragas por metro cuadrado. Lo patético del caso es que actúan así para ver si consiguen hacerse con un trozo de carne y lo único que consiguen es hacer el ridículo. En el enlace tenemos otra muestra de capones, aún más denigrantes, si cabe.
http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=zYGc06Zhtdc

Juan Ronaldo
Juan Ronaldo
22/04/2013 15:58

Y lo curioso es lo fácil que es convencer a más de una con estas “simulaciones” de varones afeminados. Es que se derriten…como un niño al que das una piruleta para que se le pase el cabreo.
En le término “más de una” no incluyo a las mujeres maduras, las de verdad. Algunas de las cuales suele escribir por esta página.
¿Que cómo se que son mujeres de verdad? Porque no tiran de prejuicios y denotan sentido común.

Hermes
20/04/2013 12:32
“Entonces los hombres renunciaron a los encajes y apareció la corbata.” Y las mujeres también se apoderaron de esto: http://pinterest.com/jun6/women-wearing-ties/ Parece que las mujeres siempre han tratado de apoderarse de las cualidades del otro sexo en vez de reforzar las suyas propias. Es solo así que puede haber un equilibrio normal entre los dos sexos. El que una persona de un sexo determinado quiera adoptar las características del otro significa que esa misma persona no se siente bien siendo lo que realmente es. Entonces se desarrolla un complejo de inferioridad que el sujeto en cuestión no resuelve reforzando su propia… Leer más »
DARIO
DARIO
19/04/2013 23:10

Yo estudié en un instituto másculino, pues por mi edad había separación de sexos (salvo en un único centro público mixto al que no quise ir), y creo que tal y como se han desarrollado las cosas hice bien, pienso que en un instituto mixto me hubiese ido peor.

Francisco
Francisco
19/04/2013 22:29
Algunos de estos temas los trata Henry Makow en su web. Me refiero a la crisis de la masculinidad, a cómo el feminismo lo único que hace es ATACAR a los varones, en lugar de lograr la igualdad entre hombres y mujeres, etc. Este tema también lo está tratando últimamente Rafael Palacios (Rafapal) en su web, y acaba de escribir un libro relacionado con el tema. Como otros muchos autores, Rafapal afirma que el feminismo sólo es y ha sido un invento para MACHACAR a los hombres y, de esta forma tan sutil, enfrentar a hombres y mujeres, separar a… Leer más »
IngenieroRojo90
IngenieroRojo90
19/04/2013 18:34

Si ellas llegan mas lejos que los chicos es por pura fuerza de voluntad, a pesar de odiar profundamente a la mayoria de fachas que pululan por aqui estoy segurisimo que todos serian capaces de tener educacion superior, simplemente en su dia no les dio la gnan intentarlo y ahora estan aqui desahogandose contra los que si trabajaron.

Venga pues machitos españoles de pacotilla, dejad de quejaros y actuad de una puta vez, que todavia no es tarde para la mayoria

El Replicante Protestante
El Replicante Protestante
19/04/2013 23:31
IngenieroRojo90
IngenieroRojo90
25/04/2013 9:45

no encuentras palabras con las que replicarme? sabes que lo que digo es verdad, afrontalo como el hombreton que dices ser

sense
sense
18/04/2013 18:57
No entiendo como no hay ya un conocimiento claro de que la ideología de Género dominante no es un modelo de sociedad feminista sino homosexualalista. Las mujeres han sido utilizadas porque ellas lo último que querrían es la infelicidad de sus hijos varones, pero es que el modelo está conducido por personas que no tienen hijos, que odian la familia. Es un modelo de control demográfico que usa la Ideología de Género como instrumentos, es terrible porque sólo hace felices a los gays, que por eso la apoyan con fervor(pero estos son un 5% y machacan al 95% que estaba… Leer más »
Daniel Valenzuela
Daniel Valenzuela
18/04/2013 17:13
Yo pienso en una consecuencia indeseable de tanto “feminismo”, leyes excesivamente pro-mujeres que despojan al hombre en caso de divorcio de TODO el patrimonio comun y hasta del derecho de ver a sus hijos, etc, encima tambien los grupos gays suelen deningrar constantemente a la mayoria de varones heterosexuales con acusaciones de “machistas; “fachas”, “anacronicos”, etc Esta consecuencia es que, ante el brutal acoso social y legal que ha sufrido el hombre heterosexual en España y en general en las sociedades europeas, es muy posible ( de hecho YA esta sucediendo) que buena parte de estos hombres acaben abrazando voluntariamente… Leer más »
susy
susy
17/04/2013 21:17

y digo yo, porqué siempre tenemos que tirarnos mierda en lo alto entre hombres y mujeres? los culpables están frotandose la mano mientras nosotros nos peleamos en un debate de machismo o feminismo…… cuando dejaremos de seguir así….

er menda
er menda
19/04/2013 20:06

dejaremos de seguir así en cuanto los gobiernos dejen de regalar millones que sacan de nuestras declaraciones de renta y del iva, a las asociaciones de mujeres progresistas, feministas, maricones y demás fauna de funciones sexuales y psicológicas desviadas, que tienen suficiente tiempo libre para estar todos los santos días pidiendo leyes para condenar hombres, más subvenciones, y publicando en periódicos y televisiones lo malos que son los hombres.
ojalá estas asociaciones de gentuza muerta de hambre, tocacojones, y vagos de profesion, se pusiesen de una vez a picar piedra en el desierto de almería, que es donde deberían estar.

xabi79
xabi79
26/04/2013 15:37

yo sería más drástico. Mandarlos a todos desnudos a la Antártida en el invierno austral sin posibilidad de vuelta.

Damian
Damian
17/04/2013 14:04

Estos comentarios son la muestra de la superioridad de los varones….No sé de que se procupan las mujeres.

Demian
Demian
18/04/2013 15:58

Las mujeres deberían estar preocupadas. Van a tener oportunidades sobradas para demostrar la supuesta superioridad que tanto tiempo llevan pregonando y lo van a tener que hacer solitas. Bueno, algún huelebragas arrastrado a lo mejor las ayuda

er menda
er menda
19/04/2013 20:09

no os preocupeis, lo que les hace falta es un macho dominante que las tenga a raya, ya sabemos los nativos que si lo intentamos nosotros nos encarcelan, pero si llega un moro destos y les atiza 3 bofetones porque sí, entonces daran las gracias al moro por haberlas educado, y por cuidar de ellas con tanto cariño.

VERDADERO ESPAÑOL
VERDADERO ESPAÑOL
17/04/2013 14:37

De que ya mismo se tendran que hacer todas tortilleras por que al paso que vamos no queda un macho vivo en dos decadas,metrosexual del arcoiris.

Oso Solitario
17/04/2013 11:23
Gran artículo que denuncia la miseria de una sociedad feminizada que castra a los varones desde la escuela. La mujer moderna y feminista, odiadora del varón, no puede triunfar más que anulando al hombre. Ideología de género, feminismo, la maldita igualdad que ni existió ni existirá nunca y se ha convertido en la palabra más sucia del diccionario. Repugnante como siempre la Comunidad Europea, dominada por la basura humana que nos ha llevado a la situación actual: “Únicamente los docentes (hombres y mujeres) que cuestionan su propio papel de género y el de sus alumnos pueden generar un cambio”. La… Leer más »
Said Abdelkader
Said Abdelkader
17/04/2013 10:24

El hombre en España no existe, la mayoria de los hombre de España en Irán, serian colgados de la grua o lapidado

Manolo
Manolo
13/08/2013 20:17

Vaya, ya salio un moro con sus bravuconadas. Venga, a ponerse en cuclillas mirando a la Meca para pedir perdón a Alá, por decir memeces en los comentarios de Alerta Digital

VERDADERO ESPAÑOL
VERDADERO ESPAÑOL
17/04/2013 10:10

Los niños por naturaleza son mas ¨echaos palante¨ y las niñas mas comedidas en general,esta sociedad tiene demasiadas cosas con las que bombardear a las mentes y las que todavia no estan formadas corren el peligro de enmarañarse ante tanta ¨informacion¨.Demasiadas cosas y muchas de ellas malas,por lo tanto es mas facil que los mas activos y todavia no formados se desvien del camino correcto y opten por lo mas facil que es siempre lo mas malo.

Anaxímenes
Anaxímenes
17/04/2013 19:14

¿No será que los chicos no estudian nada? Y las chicas les da más por la lectura

er menda
er menda
19/04/2013 20:20

esa es la explicacion simplista.

si en una población donde hay comida la gente empieza a morir de hambre, no te puedes preguntar ¿no será porque no comen nada?.

Es una pregunta estúpida hombre: cuando la epidemia es tan grave, lo que hay que preguntarse es: ¿por qué no comen nada? y si están comiendo bien ¿porqué mueren de hambre?.

aplicado al caso, lo que hay que preguntarse es ¿qué motivos, o qué falta de motivos existen para que los chicos sencillamente dejen de estudiar?
¿porqué las tendencias se han invertido?

Iñaki
Iñaki
17/04/2013 0:30

A pedrada limpia, oyes, jugábamos en mis tiempos. No hay nada que más hermane que hacer las paces después de haberse zurrado la badana.
Femisimo, ideología de género y pacifismo. Estas tres patologías… digo, ideologías, son las que han contribuido a que el hombre actual no sepa si va o si viene.
Cagüen sos! cuanta mariconada, gracias a Dios que yo me crié en tiempos del Caudillo.

Juan Ronaldo
Juan Ronaldo
17/04/2013 15:11

Y yo, y yo….Gracias a Dios. Y además, hice la Mili.

VERDADERO ESPAÑOL
VERDADERO ESPAÑOL
17/04/2013 17:14

Y yo,hice la mili y voluntario,ja,ja,ja,ja,¡¡¡¡QUE CAVERNICOLA¡¡¡¡

Iñaki
Iñaki
18/04/2013 0:19

Ya te digo, trece meses sirviendo a España, para que luego tenga más derechos que nosotros cualquier ilegal.

VERDADERO ESPAÑOL
VERDADERO ESPAÑOL
17/04/2013 14:39

Somos cavernicolas y a mucha honra,Iñaki(lo digo en serio,ja,ja,ja).

jakboor
jakboor
16/04/2013 23:21
El mestizaje y la feminización son dos de los grandes problemas de Occidente en general y como no, de España en particular. Los promotores de ello, los judeomasones, son los más machistas y puristas de su raza, pero ponen todos los medios a su alcance, que son muchos, para denostar el tradicional papel del hombre hoy en día ( excepto los de su raza, de los musulmanes, de los gitanos, por ejemplo ) exaltando el de la mujer, favoreciendo la destrucción de las familias tradicionales de las sociedades occidentales, las europeas cristianas fundamentalmente. En definitiva, al igual que el mestizaje,… Leer más »
El Replicante Protestante
El Replicante Protestante
16/04/2013 22:15
Por circunstancias de la vida tengo contacto con varios hombres que han sido victimas de injusticias judiciales en materia de faldas. Casi todos estan “reventados”, como yo digo. Se les pone el pelo blanco y los medicos de cabecera, que estan en el ajo, los hinchan a farmacos antidepresivos y antipsicoticos. Cientos de miles de vidas arruinadas, muchos miles de suicidios, en fin, para que seguir glosando los “logros” de la nefasta “ideologia de genero”, que por cierto ya esta siendo desmantelada en los paises nordicos, que es donde primero se empezo a “aplicar”, y todo gracias a un documental… Leer más »
sense
sense
18/04/2013 20:37

Jajaja
Pásalo a comic y lo repartimos, que es un futuro probable.

Juan Ronaldo
Juan Ronaldo
17/04/2013 15:13

¡Joder, qué buenos son sus aportes!
No se corte un pelo y siga, siga………

Montecristo
Montecristo
16/04/2013 22:45

Por qué se cree que sigo vivo?

Espero el día de su relato

El Replicante Protestante
El Replicante Protestante
17/04/2013 16:05
Ojala se me diese asi de bien escribir, estimado contertulio. Como he dicho no soy el autor del relato. Por cierto, el titulo, que se me olvido ponerlo, es “Apocalipsis Feminazi – Ocaso del Hembrismo – Capitulo 2”, y es la continuacion de un polemico texto del mismo autor, de tematica y estilo similares, que levanto una gran polemica hace ya algun tiempo. Puede encontrarse facilmente buscando “apocalipsis feminazi” en Google. Consideraciones estilisticas y retoricas aparte, lo que este hombre transmite es a dia de hoy un sentimiento visceral que comparten intensamente una multitud, si, he dicho multitud, de hombres… Leer más »
Kahína
Kahína
16/04/2013 22:26

Has hablado de un documental que han hecho en los países nórdicos para desenmascarar el feminismo. ¿Me lo podrías pasar o decirme como lo puedo conseguir?

El Replicante Protestante
El Replicante Protestante
16/04/2013 23:48
Junguer
Junguer
16/04/2013 21:53

Lo peor de todo,aquí un hombre feminista(realmente traumatizados y homosexuales):

http://www.rafapal.com/?p=20730#respond

(Este periodista habla de algunos temas que realmente me parecen ridículos, pero sobre la ingenieria social tiene una sección de artículos y opiniones muy buenos y bastante realistas)

Junguer
Junguer
16/04/2013 21:41
NO voy a discutir el artículo porque en general estoy bastante de acuerdo, pero hay particularidades que obvia : El varón suele ser menos constante que las féminas, más conformista y tienes más facilidad para la distracción. Este hecho no convierte a los niños en más tontos que las niñas, simplemente que bajo el sistema educativo actual quizás estén menos adaptados. Las mujeres a su vez suelen ser más ambiciosas(están más envenedadas por la mentalidad materialista debido a tu tendencia natural). El hombre y la mujer tienen cerebros distintos y en base a eso sus capacidades son diferentes. Las mujeres… Leer más »
Boadicea
Boadicea
16/04/2013 21:31

Los progres y sus amos como siempre queriendo amalgamarnos,hacernos una masa informe con un pensamiento único, mas fácil de controlar.
Haciendo que pensemos que ser lo que somos hombres o mujeres con nuestras distintas cualidades es algo vergonzoso que debemos cambiar luchando contra nosotros mismos y con el sexo opuesto.
Así que dejemoslos peleándose con sus propios complejos y frustraciones y disfrutemos de ser lo que somos.
AE

wpDiscuz