| 4760 lecturas

¿Reconocemos a la católica España?

Tamaño del texto: + (mayor) / - (menor)

Como introito diré que son mis palabras como español y católico perplejo ante los gobiernos, ciertos jerarcas católicos y la descristianización de España.

Ya se ha escrito y se ha dicho en numerosas ocasiones (y no es motivo para dejar de recordarlo) que hubo tiempos en España en que “nacían dioses en Extremadura”, tiempos en los que con Menéndez Pelayo diremos que España fue la cristianizadora de la mitad del orbe. Se habla de esos tiempos tiempos como si fuera un sueño, algo distinto y distante (como diría Leopoldo Calvo Sotelo con las Malvinas), como si se hablara de otra España, de otra nación.

Últimamente he pensado sobre la descristianización de España que lleva cerca de ocho lustros padeciendo nuestra Patria, nación cristera. Al contemplar esta crisis, la descristianización, he recordado y recurrido al capítulo doce del libro del Apocalipsis en el que se describe a esa mujer en cinta dando luz a un niño que le es arrebatado por la bestia: “Apareció en el cielo otra señal, y vi un gran dragón de color de fuego que tenía siete cabezas y diez cuernos, y sobre las cabezas siete coronas” (Ap. 12, 3). Es fácil identificar esa bestia de las siete cabezas que “se paró delante de la mujer que estaba a punto de parir para tragarse a su hijo en cuanto le pariese” (Ap. 12, 4). Identifiquemos al dragón con la masonería, con el liberalismo que surge en 1789 por obra de logias y demás ralea, identifiquémosle, por ende, con el enemigo de España que ha contemplado siempre a nuestra Patria con rabia y odio al ver que se empeñaba y conseguía ser esa Civitas Dei que hacía frente a la Civitas Terrae.

Siempre ha corrido el dragón, como detrás de la mujer del cap. 12 del Apocalipsis, tras España, tras la Cristiandad, pero ahora más que nunca, debemos reconocer que está verdaderamente cerca.

Traeré a colación la llamada Transición de la que mucho se ha hablado y en diferentes fechas estudiosos e historiadores establecen su comienzo. Yo pararé mucho antes de 1975 y 1978, y coincidiendo con el eminente profesor D. Rafael Gambrá diré que la transición, no solo religiosa, de España comenzaría con el Concilio Vaticano II y la ley de libertad religiosa así como con la aconfesionalidad del Estado que ya condenara, por ejemplo, Pío IX en la quituagésimo quinta proposición del Syllabus. Transición en principio religiosa que repercutiría en los demás ámbitos como ya bien notamos en el castrense cuando hoy perplejos contemplamos cómo nuestro ejército y fuerzas armadas son casi inexistentes con hombres en sus filas naciodos en otras naciones y separada de la espiritualidad católica que siempre caracterizó al otróra glorioso ejército español al que los países se rendían a sus pies.

Debido a esa “transición” contemplamos cómo tanto liberales (PP) como socialistas (PSOE) apoyan en la “católica España” el crimen del aborto, el divorcio, la sodomía y ahora también dan la bienvenida a eso que llaman Eurovegas, asunto que a continuación comento.

Eso que muchos llaman Eurovegas prefiero llamarlo “casa helena” por su semejanza con aquellos vicios propios de la antigua Grecia, sus abusos, sus supersticiones, juegos, sodomía, orgías y correveidiles con rameras.

No viene esta casa helena más que a colmar el vaso de ese dragón que persigue a España.

Creará empleo -dicen- seguro, pues requerirán trabajo de las rameras, los bragueta abierta, para lo que se prepara a los nenes y nenas en muchos colegios españoles. También traerá turismo -dicen-, sí, aquellos que vengan con la bragueta abierta y ganas de sacar la cartera en juego y demás vicios.

Lo dicho, una casa helena que atraerá a gentes como los que se entragaban a esos vicios en la Grecia antigua.

Mientras así avanza la descristianización de España y su pérdida del orden natural contemplamos como católicos perplejos que obispos y cardenales siguen esa prudencia que no es más que una omisión propia de la tibieza, no se pronuncian ante tales hechos.

Un obispo valiente ha habido que ha sabido cumplir con su deber fiel a las palabras de Cristo: “sea vuestro lenguaje sí, sí; no, no, lo que no sea ésto viene del maligno”. Hablo de S.E.R. Mons. Reig Plá, a quien se ha calumniado, insultado e incluso denunciado y querido llevar a los tribunales.

Muy señalados son los pocos obispos (únicamente reuerdo a Mons. Novell en una entrevista con algún medio católico) que se han pronunciado para la defensa de este valiente ministro de la Iglesia que únicamente cumplió con su deber y supo responder con su actuación aquella pregunta de Juan Donoso Cortés: “¿Cómo se puede ser santo en una sociedad corrompida?”

O hay un giro de ciento ochenta grados en España y la jerarquía eclesiástica despertando del letargo desde cardenales hasta el más humilde fiel español o cabrá entonces preguntarse esa pregunta que muchos nos hacemos ya: “¿Encontrará en Hijo del Hombre fe sobre la tierra cuando vuelva?”.

8 comentarios para “¿Reconocemos a la católica España?”

  1. Jesús de Castro

    Estamos llegando a la frase de Alfonso Guerra “a España no la va a reconocer ni la madre que la parió”.

    • El artículo tiene un error:

      La homosexualidad bien vista en grecia es un mito magnificado y exaltado desde el siglo XIX por escritores y catedráticos homosexuales de la Inglaterra victoriana.

      • No al racismo

        Calla, que como te oiga Isbilia vendrá con sus vasijas, esa media docena en las que alguien pintó un tio en pelotas o chupándosela a otro o …haciendo un “griego” coño. a ver si al final va a tener razón la progresista.

        • 40 vasijas de temática homosexual(en al mayoria de los casos con escenas burlescas , degradantes y satíricas), frente a miles d evasijas encontradas con todo tipo d etemáticas, cientoas de ellas d etemática heterosexual.

          • 40 vasijas de temática homosexual(en al mayoria de los casos con escenas burlescas , degradantes y satíricas), frente a miles de vasijas encontradas con todo tipo de temáticas, cientoas de ellas de temática heterosexual

          • No al racismo

            Seguro que por otro lado pueden encontrarse algunas vasijas con escenas de femdom, orgías, zoofílicas, sado, maso etc. así que todos contentos gracias a los griegos. No se conforma el que no quiere.

            Y no descarto que aparezca Zerolo en alguna.

  2. El problema de la jerarquía eclesial es que periódicamente tienen que sentarse a negociar determinados asuntos con los gobiernos de turno y los gobiernos de turno les obligan a hacer cosas a cambio de aprobar cuestiones necesarias para la Iglesia.

    Las conversaciones podrían ser tal que así.
    Político: mira para poder aprobar esto o para poder poner la casilla x en la declaración de la renta tenéis que decir lo siguiente: “el multiculturalismo es bueno, la integración de religiones es necesaria, y todos somos hermanos” y además os vamos a dar dinero para subvencionar cursos de integración intercultural e interreligiosa. De lo contrario no os daremos lo que nos pedís.

    Jerarca eclesial: bueno, si con eso no renegociais los acuerdos de la Santa Sede, etc, pues lo haremos.

    Al final es todo lo mismo: trueque y corrupción por parte de los políticos.

  3. Lorenzo Queipo

    Buen artículo. Lo suscrito al mil por mil.

Deja un comentario

Comentarios recientes

  • Asco dan: Joder, qué lástima que no hubiera abortado siempre tu abuela… un...
  • Asco dan: Beningno Blanco(un señor muy culto y con grandes ideales cuando le he...
  • EXILIADO: Rajoy es tanto o mas abortista que Zapatero. Es un engendro criminal -quinto...
  • Marta: Mi paciencia se ha acabado. Desde ya, me declaro independiente de los productos...
  • Esenoee: Y a los chinos les perdonan los impuestos por las empresas implantadas en...