Un bar gay de Copenhague prohíbe que las parejas heterosexuales se besen y la casta danesa guarda silencio – Alerta Digital