De la «neutralidad» al llanto en la cúpula del PSOE andaluz – Alerta Digital