08/12/2011
Antonio Moreno Ruiz | 4090 lecturas

Después de la resaca postelectoral

Compartir
Tags

Cuando uno se tiene que ir de su tierra porque no encuentra ni trabajo ni expectativas, y desde la distancia comprueba cuán dantescos pueden seguir siendo determinados espectáculos, parece que la indignación (la de verdad) se recrudece.

El espectáculo al que me refiero es la resaca postelectoral. La indignación aumenta cuando uno padece los comentarios de tirios y troyanos, sobre todo de aquellos que copan el partido único PPSOE. Curiosa euforia cuando Rajoy y Rubalcaba pactaron en el televisivo debate no sé cuántas cosas -¡¡importantísimas!!- que no se tocaban siquiera. Destilando consenso y libertad.

Pues eso, resulta que los del PSOE tienen entre sus máximas preocupaciones que a ver si los homosexuales ya no van a poder celebrar bodorrios… Los del PP nos dicen en cambio que vamos a volver a ser ricos, tan ricos como en los años de Aznar, eso sí, que no se pueden hacer milagros.

En fin, desterrando tanta estupidez y superficialidad al respecto, podemos sacar algunas conclusiones:

-El ficticio estado del bienestar del liberalismo y la socialdemocracia ha pasado a mejor vida. Como dice el economista catalán Santiago Niño Becerra, motejado hasta hace muy poco de agorero y catastrofista, al final se acabará saliendo de ésta…. No se sabe cuándo, pero se saldrá… A lo mejor… Pero bueno, ya nada será igual, y más en cuanto al consumismo.

En lo político, hace años hubiera sido imposible la colocación de comisarios (Que no “tecnócratas”, eso sería un piropo para éstos) mundialistas ya de la Trilateral ya de Goldman Sachs ya del Grupo Bilderberg. El “estado-nación” emanado de la terrible Revolución Francesa se está paseando en su entierro. No obstante, lo que viene no es para mejor. El enésimo proceso revolucionario está radicando en lo peor que podemos entender por globalización. Los financieros ya no se molestan ni en disimular, parece que tienen mucha prisa en su proyecto de “illuminatti”. Consolidado el gran pacto, sobre todo en Europa, esto es, economía de capitalismo salvaje y pseudo-cultura progre, durante años se ha estado distorsionando la realidad y ahora viene el remate.

Los que han terminado de arruinarnos y han establecido brutales recortes sociales vienen ahora con el “miedo a la derecha”, una derecha –social- que en España no existe, que la misma “derecha” se ha encargado que no exista. Casi no existen precedentes en este sentido ni en Europa ni en América.

Estamos ante lo que se dice “un cambio de ciclo”, valga el “paganismo”. El margen de maniobra cada vez es menor y la banca, auténtico mando que subordina a una triste política, ha emprendido ya su carrera cuesta abajo, de culo y sin frenos.

Pseudo-democracia: Adiós. Ya se te acabaron las caretas.

-En nuestro contexto, Zapatero ha sido continuador del modelo Aznar, el monocultivo turismo/construcción, como Rajoy será continuador de muchos modelos de Zapatero. Los que hablan ahora de la burbuja inmobiliaria se olvidan que el PSOE no sólo no hizo nada para frenar eso, sino que continuó tan desastroso modelo hasta reventarlo con las maneras más corruptas e idiotizadas, desde que negaron la más que evidente crisis. Es la enésima pifia de esta copia descarada y sofisticada del nefasto turnismo caciquil de Cánovas y Sagasta. No olvidemos que aquella oprobiosa política de finales del XIX y principios del XX se hizo bajo el molde de una pseudo-monarquía que por activa y por pasiva favorecía los intereses económicos del imperio británico contra nuestro propio solar… ¡¡Cada vez a peor!! Enésima jugada contra la participación y la representatividad del castigado pueblo español.

-Está claro que a la vista de los comentarios de la resaca post-electoral, una muy buena parte del pueblo español se niega a ver la terrible realidad que tiene ante sus ojos. Todavía no se habla en España de cifras que no encajan, como que los españoles estemos emigrando (Ya somos 600.000 en total, 24.000 de ellos radicados en la Argentina) y que sin embargo tenemos siete millones de inmigrantes (Como un 15% de la población nacional). A eso le añadimos la terrible cantidad de infanticidios promovidos por el partido único PPSOE, más funcionarios que el Japón, más coches oficiales que los Estados Unidos, la irrupción de los terroristas en el congreso por el apoyo de la oligarquía politiquera, la ausencia de crédito, inversión y trabajo…. Y bueno, la economía sumergida que, según dicen, posibilitan que oficialmente la delincuencia no se dispare demasiado. Curioso “dato” éste cuando la Camorra napolitana llama a Málaga “la costa nostra”, por poner uno de los muchos ejemplos existentes…. Para ello no vendría nada mal leer “Gomorra” de Roberto Saviano.

No sé si afectará que seamos el número uno en consumo de cocaína, pero lo claro es que una buena parte de España, encerrada en la frivolidad más cínica y grotesca, se niega a ver la ruina social, económica, política y cultural de la patria; niegan, pues, las cosas verdaderamente importantes y que hay que atajar ya. Parece que en la sociedad hay miedo a hablar de lo verdaderamente importante más allá de la economía, y no hay nada que le guste más a los políticos que eso, que ya con sus medios señalan a todo aquel que osa levantar mínimamente la voz.

Luego resulta que muchos quejicas de salón cuando toman el más mínimo cargo se comportan peor todavía de lo que criticaban, que esa es otra… Es la señal de un pueblo profundamente envilecido y confundido, que considera al pícaro como un héroe y a la mentira como inteligencia.

-La abstención y el voto nulo han subido considerablemente. Como un tercio del electorado español le da de esa forma la espalda al régimen. Con todo y con eso, una lectura medianamente positiva ante tanto desafuero es que el bipartidismo comienza a resquebrajarse, y con ello, el sustento de un régimen corrupto que con Zapatero ha dejado unos “frikis” y siniestros servicios secretos manchados de porquería.

Una vez más, el sistema electoral favorece al PPSOE y los separatistas, los mismos que han promovido una ley brutal que obliga a presentar el uno por mil de las firmas en la circunscripción para poder presentarse a elecciones. En zonas controladas por el terrorismo separatista esto es poco menos que un suicidio.

Y bueno, aunque una buena parte de la sociedad española no quiera ver lo que hay en puridad y aunque el sistema quiera blindarse, sí es cierto que gracias al descaro y la ineptitud no pocos pilares de este régimen se van tambaleando, como venimos advirtiendo.

Así las cosas, hace poco un ilustre peruano de ascendencia española me preguntaba si tenía algunas esperanzas sobre el futuro de España. La respuesta que le di fue negativa. Qué más quisiera yo…. Y aunque se me achaque la exageración propia de mi ser andaluz (Y a mucha honra), creo que no se me podrán negar que subrayo factores harto objetivos.

Claro que España tiene remedio. Y esperanza. Si yo pensara que todo está perdido, sencillamente ni hablaría. La indignación cristaliza porque uno cree que nuestra nación puede y debe mejorar, salir adelante, que tiene capacidad para ello. En el mismo deporte se ve: Cuando hay sacrificio, disciplina, constancia, coraje y unidad, no hay quien pueda con nosotros. Mas reitero: O atajamos los escollos que nos están ahogando, o los “rebeldes libios” y los “civiles egipcios” más pronto que tarde acabarán dando buena cuenta de nuestros huesos.

http://poemariodeantoniomorenoruiz.blogspot.com/

 

Comentarios

1 comentario en "Después de la resaca postelectoral"

Notifícame de
avatar

Ordenar por:   el más nuevo | el más antiguo | el más votado
luispihormiguero
10/12/2011 20:26

Nada que objetar. Concordancia absoluta con este hombre..

wpDiscuz