UBS admite un agujero de 1.500 millones de euros por operaciones no autorizados de un empleado – Alerta Digital